Ir al contenido principal

Merodeando por Tehran y sin apuros


Galería de fotos de Irán: Click aquí

Este post es cortito para contarles que ya hace una semana estoy de vuelta en Tehran, despues de 5 semanas de recorrer Iran y ahora estoy sumergido atado de pies y manos en la burocracia de los paises de Asia Central. Estoy gestionando las visas de Turkmenistan y Uzbekistan y eso lleva mucho tiempo. Asi que no me puedo mover de aca, pero no importa, lo disfruto mucho, estoy muy feliz! Tengo para rato, pero igual ni bien pueda me hago una escapada a Masuleh en las montanas cargadas de flores.


Asi como les contaba que al principio de un viaje uno tiende a sentirse solo, ya cuando uno esta entrado en el, no hay nada mas lindo que estar solo y disfrutar del encuentro con uno mismo cada dia !! Sigo fiel a mi mas preciado lema que aprendi en Nepal 5 anios atras: "There is more in each of us than we know" Hay mas dentro nuestro de lo que sabemos, y eso se descubre fehacientemente viajando.

Bueno, estoy alojado de vuelta en el legendario Hotel Mashad, que por estos dias es un quilombo de todo tipo de especimenes de la region, desde chinos ilegales en camino a Europa, hasta pakistanies que andan por "negocios" y demás. Un clima muyyy interesante y divertido sumado al bizarro staff del hotel.El techo de mi habitacion de 1.80 x 1.20 creo que se cae en cualquier momento! jajajaaj .

Ya me estoy conociendo todos los recovecos de Tehran, mi persa esta bien avanzado, ya mantengo conversaciones basicas, se contar de 1 a 1000 y leer los numeros y se pelear precios para que los taxistas no me caguen.

En el proximo texto voy a contestar muchas de las preguntas que me vienen haciendo muchos de uds. Cualquier cosa que alguno quiera saber y yo no cuente por favor, mandenme un mail y con gusto les contestare.
ACLARACION: NO VALE PREGUNTAR CUANTAS VECES POR MES ME BANIO!!!!!! jijijijiji
Ahora me vuelvo al Mashad a ver si todavia no se cayo el techo!!!

saludetes

Comentarios

  1. hola nico habla pily tu ahijadita preferida como andas hay en iran
    me dijieron que te vas el domingo, aaaa kirisquistan no? bueno te mando un besote muy grandeee te quiero mucho y te extraño chau beso te quiero muchooooooooooooooooooooooooooooo.
    bye
    pily

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

¿Por qué no escribo?

Ya finalmente instalado en Perth, Western Australia, y con cierta estabilidad, es momento de cambios. Es hora de integrar absolutamente mi web con mi blog y sumarle mucho más contenido. Historias, artículos especiales, e imágenes de más de 20 años viajando por el mundo encontrarán comunión en un solo lugar, en Español y en Inglés.  Transferiré todo el material de aquí al nuevo blog y continuaré escribiendo lo nuevo ya desde la nueva plataforma. Es hora de sumergirlos en una experiencia visual y narrativa más atrapante e intensa.

                               NO ME ABANDONEN, LA ESPERA VALDRA LA PENA.

Cuando no todo sale bien

Uno de los días más excepcionales de mi vida entera estaba llegando a su fin. Ese tipo de días que son magníficos porque ofrecen todo lo que uno se imagina pero, aún más importante,  todo lo que uno jamás hubiera podido imaginar. Cuando el mundo supera todas tus expectativas, lo que deviene es la plenitud, y en ese estado, con una sonrisa dibujada de oreja a oreja, llego al único y último pueblo selva adentro, antes de la base de WCS  hacia donde me dirijo. Tengo entendido que es aquí donde debo sellar mi pasaporte para dejar el país al día siguiente. 

Todo parece tranquilo en este pequeño y remoto pueblo de pigmeos y bantúes a orillas del Sangha, donde es imposible distinguir una choza de un posible puesto de migraciones. Hasta allí, llegaré empujando la bicicleta por senderos de barro descendiendo al río, guiado por un pigmeo simpático que entendió hacia dónde tenía que ir. Una vez allí, lo que usualmente debería ser una sencilla formalidad, se transformó en algo también inesperado,…

Paz al fin

Uno de los días más aterradores de mi vida, parte de algunos de los días más extremos que he experimentado viajando, ha quedado finalmente atrás. Ahora miro a mi alrededor, en mi primer día de descanso en muchísimo tiempo y la fascinación me excede. Estoy navegando el magnífico río Sangha atravesando el corazón de la selva ecuatorial de Africa central en una pequeñita lancha con motor fuera de borda. Avanzamos trazando un surco entre tres países, Congo, Camerún y República Centroafricana, dejando una raja en el agua que parece romper un espejo perfecto. Dejo que el viento, incrementado por la velocidad, acaricie mi cara y alivie el castigo del sol tropical mientras miro al cielo, respiro hondo la humedad con sabor a selva y no puedo creer lo lejos que he llegado. Estoy navegando por el medio de la selva.