Ir al contenido principal

Merodeando por Tehran y sin apuros


Galería de fotos de Irán: Click aquí

Este post es cortito para contarles que ya hace una semana estoy de vuelta en Tehran, despues de 5 semanas de recorrer Iran y ahora estoy sumergido atado de pies y manos en la burocracia de los paises de Asia Central. Estoy gestionando las visas de Turkmenistan y Uzbekistan y eso lleva mucho tiempo. Asi que no me puedo mover de aca, pero no importa, lo disfruto mucho, estoy muy feliz! Tengo para rato, pero igual ni bien pueda me hago una escapada a Masuleh en las montanas cargadas de flores.


Asi como les contaba que al principio de un viaje uno tiende a sentirse solo, ya cuando uno esta entrado en el, no hay nada mas lindo que estar solo y disfrutar del encuentro con uno mismo cada dia !! Sigo fiel a mi mas preciado lema que aprendi en Nepal 5 anios atras: "There is more in each of us than we know" Hay mas dentro nuestro de lo que sabemos, y eso se descubre fehacientemente viajando.

Bueno, estoy alojado de vuelta en el legendario Hotel Mashad, que por estos dias es un quilombo de todo tipo de especimenes de la region, desde chinos ilegales en camino a Europa, hasta pakistanies que andan por "negocios" y demás. Un clima muyyy interesante y divertido sumado al bizarro staff del hotel.El techo de mi habitacion de 1.80 x 1.20 creo que se cae en cualquier momento! jajajaaj .

Ya me estoy conociendo todos los recovecos de Tehran, mi persa esta bien avanzado, ya mantengo conversaciones basicas, se contar de 1 a 1000 y leer los numeros y se pelear precios para que los taxistas no me caguen.

En el proximo texto voy a contestar muchas de las preguntas que me vienen haciendo muchos de uds. Cualquier cosa que alguno quiera saber y yo no cuente por favor, mandenme un mail y con gusto les contestare.
ACLARACION: NO VALE PREGUNTAR CUANTAS VECES POR MES ME BANIO!!!!!! jijijijiji
Ahora me vuelvo al Mashad a ver si todavia no se cayo el techo!!!

saludetes

Comentarios

  1. hola nico habla pily tu ahijadita preferida como andas hay en iran
    me dijieron que te vas el domingo, aaaa kirisquistan no? bueno te mando un besote muy grandeee te quiero mucho y te extraño chau beso te quiero muchooooooooooooooooooooooooooooo.
    bye
    pily

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Final de este blog y bienvenida al nuevo!

El momento ha llegado. Me ha llevado más tiempo del que planeaba, pero hoy finalmente he lanzado mi nueva página web:  WWW.NICOLASMARINO.COM
  Este blog, y su mayormente pésimo servicio de Google, llega a su fin  para dar paso al blog en mi nueva web. Allí encontrarán todo lo que he escrito aquí hasta ahora y todo lo que seguirá. Pero no será sólo un blog. La página incluye mi galería fotográfica, historias del mundo, artículos de interés, guías de referencia y mucho más.

 Los espero a todos allí para continuar con más aventuras !
WWW.NICOLASMARINO.COM

¿Por qué no escribo?

Ya finalmente instalado en Perth, Western Australia, y con cierta estabilidad, es momento de cambios. Es hora de integrar absolutamente mi web con mi blog y sumarle mucho más contenido. Historias, artículos especiales, e imágenes de más de 20 años viajando por el mundo encontrarán comunión en un solo lugar, en Español y en Inglés.  Transferiré todo el material de aquí al nuevo blog y continuaré escribiendo lo nuevo ya desde la nueva plataforma. Es hora de sumergirlos en una experiencia visual y narrativa más atrapante e intensa.

                               NO ME ABANDONEN, LA ESPERA VALDRA LA PENA.

Atrapado en la noche

No fue el gran inconveniente de perder más de una hora valiosa de luz lo peor que me dejó el episodio desafortunado que acababa de atravesar, sino el horrible sabor amargo que me quedó adentro. Años de viajar por el mundo recibiendo una y otra vez afecto, protección y hospitalidad, especialmente en África, hacen que uno baje la guardia y sus defensas. Por eso, cuando ocasionalmente algo feo ocurre, la decepción se vuelve mucho más intensa.  

Ahora, en estas condiciones, ya efectivamente sobre el final del día, me encuentro fuera de la aldea y de vuelta en la boca de la selva. Con la luz tenue de la poca claridad restante, contemplo el camino que tengo por delante teñido ahora por losfríos azules del crepúsculo. No siento verdadera inquietud. Al fin y al cabo, los 132 km que había hecho para llegar hasta allí habían sido espléndidos y ahora me quedaban nada más que 32 km por pedalear. En ese momento, tan sólo podía suponer que el camino continuaría en la misma condición hasta la base de…