Ir al contenido principal

FAQ

Esta es una lista de respuestas a las preguntas más frecuentes que recibo. Iré agregando una a una a medida vayan surgiendo.

Quiero viajar en bicicleta,¿qué tipo de bicicleta necesito? 
Viajar en bicicleta no es muy diferente de viajar en cualquier otro vehículo; cualquiera es capaz de transportarnos, lo que cambia será el nivel de confort de acuerdo a cuánto queramos invertir. Debido a esto, las posibilidades son múltiples, por eso me voy a limitar a contestar a nivel general cuáles son las cosas esenciales.

Tipo de bicicleta. De montaña (MTB) o de carretera (touring). Ambas sirven perfectamente para viajar, pero a las de montaña es crucial cambiarles el manillar a uno de doble altura ya que los planos, de montaña, están diseñados para ir cuesta abajo y eso hace que la posición de manejo no sea apta para muchas horas en rutas de todo tipo. Las manos se duermen completamente al poco tiempo y los dolores en el torso y cervicales no tardan en aparecer.

El cuadro de la bicicleta puede ser de tubo de acero (chromoly) o de aluminio. Cada uno tiene sus ventajas y desventajas. Las de acero son discutiblemente más resistentes. De romperse, es mucho más posible encontrar soldadores de acero que de aluminio (extremadamente difíciles de encontrar, si se encuentran), con lo cual las reparaciones serias no sólo son factibles sino que accesibles en casi cualquier parte del mundo con relativa facilidad. Como contrapartida, son notablemente más pesadas. El aluminio es mucho más liviano, a pesar de esto, un buen cuadro de aluminio también tiene mucha resistencia y es raro tener problemas, pero si algo se rompe, olvidendsé de encontrar un soldador.

Horquilla. fijas o con suspensión. Las fijas son mucho más livianas pero hacen el andar notablemente más duro. Sin embargo, presentan menos problemas por su simpleza; las de suspensión se rompen más fácilmente y no son algo que se pueda arreglar ni fácilmente ni barato y también son mucho más pesadas.

Frenos.  
De disco o V-brake (tradicionales). Los de disco son mucho más eficientes pero tienen complejos mecanismos. Si se rompen, son un verdadero problema y he conocido gente que ha quedado estancada por esto. Son definitivamente problemáticos para caminos extremos de mucho barro y necesitan mucha más manutención. Los tradicionales V-brake, son simples, fáciles de mantener y de renovar, infalibles para viajes largos donde uno no quiere tener preocupaciones serias, la mayor desventaja es que desgastan la llanta de la rueda. También, en caminos de barro las zapatas se consumen en milisegundos. FInalmente están los otros que no me acuerdo como se llaman, pero son como los V-Brake pero colgado desde arriba. Lo bueno de estos es que el barro se atasca mucho menos que en los V-Brake. Son recomendables. Marcas de V-Brake y el otro, Shimano y Tektro y Single Digit (de SRAM), todas buenas y no se necesitan los modelos más caros, cualquier va bien.


Desviadores traseros y delanteros. Lo recomendable es una combinación que dé 27 velocidades para tener un buen margen en situaciones de camino de todo tipo. Con 24 también se puede pero no es tan cómodo, sobre todo para lugares con mucha subida cuando uno va muy pesado. La marca más  usada es Shimano, la cual viene en diferentes modelos. XT sería como el "mejor", pero es muy caro y no realmente necesario. Con los modelos Deore o incluso Alivio se gasta mucho menos dinero y hasta quizás tengan la sorpresa de que duren lo mismo o más que la XT.

Sistema Rohloff, los que lo usan lo aman, y aducen que nunca se tiene problemas al ser un sistema cerrado y estanco, hasta que conocí a uno que tuvo problemas y no existía ninguna solución en miles de km a la redonda y no tuvo otra que quedar varado un mes hasta conseguir un repuesto (con el costo que eso implica). En mi opinión es extremadamente pesado, extremadamente arriesgado que se nos rompa en un lugar remoto o con poca disponibilidad de bicicleterías profesionales, y finalmente con un valor de 1000 usd aprox dependiendo el país, opto con los ojos cerrados por los sistemas de tensiones de cables de Shimano, cuyo modelo Alivia, cuesta 35-50 usd, no 1000. 

Piñón. No es la velocidad lo que uno busca en un viaje en bicicleta y por el contrario, al ser la bicicleta muy pesada, es mucha más la frecuencia con la que usamos la cadena bien extendida, por lo que lo recomendable es un gradiente de piñones 12-36 dientes desde el más pequeño al más grande. 11-34 está muy bien, pero en mis años de experiencia claramente optaría por el primero.   

Discos delanteros. El más pequeño generalmente es de acero porque es sobre el cual más fuerza recae, y los otros dos de aluminio. Es buena idea en mi opinión comprar un disco medio de acero también. Al igual que la lógica de elección del piñón, recomiendo un gradiente que favorezca los cambios más largos. Yo me he volcado por 22 - 32 - 42 dientes. 44 es muy usado también pero para mí resta mucha flexibilidad cuando llevamos mucho peso.

Cadena. Las Super Z de KMZ son mis favoritas hace tiempo, me han ido muy bien y son más baratas que las Shimano de calidad. Las Shimano HG-53, modelo barato, no me ha dado nunca problemas de verdad realmente, pero quizás un modelo mejor, intermedio entre esa y la HG-93, no sería mala idea. 








Ruedas.  El tamaño de rueda más común es el 26". Muchos usan el 28" o 700cc, para andar más rápido y para un rodado, discutiblemente más cómodo, pero las cubiertas 26" permiten usar ruedas más anchas, de 2.0 o 2.15, las cuales son mucho más versátiles (aunque lentas) para caminos duros, de muchas piedras, mucho barro, o mucha arena. Las 28" vienen en 1.75' lo cual es muy angosto pero también son menos pesadas y se va mucho más veloz en asfalto. También se podrían quizás elegir las llamadas 29" (twenty niners) pero son caras, pesadas y mayormente específicas para montaña. Tampoco se consiguen fuera de los lugares verdaderamente profesionales de ciclismo. La elección depende mucho de las rutas que a uno le guste elegir.

La marca de cubiertas por excelencia, si bien la más cara, es Schwalbe. El modelo Marathon XR fue tradicionalmente el modelo favorito de todos los viajeros de largo tiempo. Dicho modelo ha sido descontinuado y reemplazado por el Mondial, las cuales estoy absolutamente convencido ya de que no son igual de buenas que sus antecesoras. De todos modos, invertir en estas cubiertas vale cada centavo en mi opinión. Habiendo pedaleado con todo tipo de ruedas, la mejor inversión en paz mental y comodidad está en mis Marathon Mondial. 

Llantas. Una llanta ancha y de aleación de asero es mucho más resistente que una barata de aluminio. He usado muchas llantas y hasta el momento la mejor de todas en mi opinión, que tiene un buen balance entre resistencia y precio es la famosa Rigida (ahora llamada Ryde) Sputnik. Las Mavic francesas son muy buenas también pero más caras. Las Sun son de lo mejor del mercado, como las Sputnik de resistentes pero más livianas y cuestan el doble. 
32 o 36 radios. A menos que se vaya con mucho peso y principalmente por caminos malos, 32 radios es más que suficiente y brinda una rueda más liviana. Yo opté por 36 en la trasera y 32 en la delantera

NOTA: Independientemente de la marca que se elija, lo más importante de todo es la construcción de la rueda. Es la calidad de la construcción (tensión exacta en todos los radios) lo que determina invariablemente la duración de una llanta. Una llanta de la mejor marca, armada con las tensiones de los radios desparejas se romperá antes que una llanta barata armada a la perfección. Sólo un mecánico profesional haciendo la construcción manual asegurará una rueda profesionalmente armada. Las armadas por máquina ni se acercan a la calidad de un buen mecánico. 

Bujes (ejes de rueda). Yo usé siempre Shimano Deore y no he tenido mayores problemas. Es importante hacer limpieza y re-engrase luego de tramos con mucho barro y lluvia y en los últimos tiempos creo que es muy buena idea llevar 2 sets extras de rulemanes para reemplazar. 
 Hay también uno bujes delanteros, la marca más conocia Dynamo, que son caros pero generan energía al pedalear para recargar cosas como el móbil, el GPS, la luz nocturna y todo lo que pueda ser cargado USB. Muy útil para continentes como Africa donde la electricidad frecuente es un problema. Mi próxima inversión probablemente. 

Asiento. un clásico entre viajeros es el Brooks inglés, un asiento de cuero natural, que se moja al comprarse y que al usarlo se adapta y se endurece tomando la forma perfecta del culo de uno. Se aduce que es lo más cómodo. Yo nunca he usado uno adaptado a mi culo, pero del sólo sentir lo duro que es, me quedo con los de silicona que son más fáciles de romperse pero son suaves y cómodos.

Alforjas.
Las dos marcas líderes son Ortlieb y Vaude. Ambas son excelentes y con ninguna se va a ir mal. Yo elegí Ortlieb pero hubiera igualmente elegido Vaude. Elegí el modelo Backroller Classic en su versión tradicional y no la Plus, que a pesar de ser más liviana, he escuchado de expertos que es menos resistente. Las Vaude tienen una ventaja sobre las Ortlieb que es una placa rígida sobre el lado que se monta sobre el porta alforjas. Mis Ortliebs delanteras (modelo trasero pero usado delante) se doblan bastante hacia adentro al estar muy cargadas y es un problema.

Como acabo de decir, como viajo por mucho tiempo, llevo dos pares traseros, en vez del modelo delantero que es más pequeño y limitado. Llevar el más grande da más margen para cuando necesitamos llevar comida y agua extra en tramos remotos. La alforja de manillar no es realmente para destacar, podría ser mejor, pero es necesaria y cómoda.

Portalforjas. Tema parecido al de la bicicleta. De tubo de hierro o de aluminio. Definitivamente tubo de hierro es la respuesta, sobre todo por la posibilidad de soldarlo. La marca por excelencia es Tubus y el modelo Cargo, el clásico, aunque hay uno que es como el Cargo pero con dos posiciones de altura para las alforjas, lo cual es realmente útil. Es importante tener en cuenta que de llevar dos pares de alforjas traseras, las que irán adelante tocarán el piso muy fácilmente y se chocarán con todo tipo de obstáculos como piedras, adoquínes, cordones, por eso, es importante un porta alforjas que como mínimo tenga la alternativa de colgarlas de una parrilla más arriba para los momentos en los que el camino es muy malo. De no ser así, colgarlas del travesaño de abajo mejora notablemente la estabilidad al andar.  
¿Cuánto dinero necesito para viajar en bicicleta? ¿es caro? 

Viajar en bicicleta es probablemente una de las formas más económicas de viajar por el mundo. Uno usa su cuerpo para transportarse, se cocina su propia comida, duerme en su propia tienda. El costo irá variando como siempre, de acuerdo a cuántos lujos uno quiera darse. En el nivel más ultra económico, y sin considerar gastos grandes como visas, o vuelos inevitables y esas cosas, podría estimar (en base a mi experiencia) que se puede viajar con un promedio de 2 a 4 dólares por día. Esto es una base mínima, cambiará de acuerdo a los lujos que uno quiera como dije. Al agregarle los gastos adicionales como visas, transportes que surjan, un presupuesto final promedio con todo, lo calcularía entre 8 a 10 usd por día dependiendo del gasto en visas y el continente que se recorra.

Equipo para acampar Próximamente

 


Comentarios

  1. Hay que tener coraje para abrazar esta edcision de rodar en solitario por el mundo , fascinante .

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Atrapado en la noche

No fue el gran inconveniente de perder más de una hora valiosa de luz lo peor que me dejó el episodio desafortunado que acababa de atravesar, sino el horrible sabor amargo que me quedó adentro. Años de viajar por el mundo recibiendo una y otra vez afecto, protección y hospitalidad, especialmente en África, hacen que uno baje la guardia y sus defensas. Por eso, cuando ocasionalmente algo feo ocurre, la decepción se vuelve mucho más intensa.  

Ahora, en estas condiciones, ya efectivamente sobre el final del día, me encuentro fuera de la aldea y de vuelta en la boca de la selva. Con la luz tenue de la poca claridad restante, contemplo el camino que tengo por delante teñido ahora por losfríos azules del crepúsculo. No siento verdadera inquietud. Al fin y al cabo, los 132 km que había hecho para llegar hasta allí habían sido espléndidos y ahora me quedaban nada más que 32 km por pedalear. En ese momento, tan sólo podía suponer que el camino continuaría en la misma condición hasta la base de…

¿Por qué no escribo?

Ya finalmente instalado en Perth, Western Australia, y con cierta estabilidad, es momento de cambios. Es hora de integrar absolutamente mi web con mi blog y sumarle mucho más contenido. Historias, artículos especiales, e imágenes de más de 20 años viajando por el mundo encontrarán comunión en un solo lugar, en Español y en Inglés.  Transferiré todo el material de aquí al nuevo blog y continuaré escribiendo lo nuevo ya desde la nueva plataforma. Es hora de sumergirlos en una experiencia visual y narrativa más atrapante e intensa.

                               NO ME ABANDONEN, LA ESPERA VALDRA LA PENA.

Paz al fin

Uno de los días más aterradores de mi vida, parte de algunos de los días más extremos que he experimentado viajando, ha quedado finalmente atrás. Ahora miro a mi alrededor, en mi primer día de descanso en muchísimo tiempo y la fascinación me excede. Estoy navegando el magnífico río Sangha atravesando el corazón de la selva ecuatorial de Africa central en una pequeñita lancha con motor fuera de borda. Avanzamos trazando un surco entre tres países, Congo, Camerún y República Centroafricana, dejando una raja en el agua que parece romper un espejo perfecto. Dejo que el viento, incrementado por la velocidad, acaricie mi cara y alivie el castigo del sol tropical mientras miro al cielo, respiro hondo la humedad con sabor a selva y no puedo creer lo lejos que he llegado. Estoy navegando por el medio de la selva.