Ir al contenido principal

8447 km en bicicleta. De Tehran a Shanghai vía Asia Central - Subcontinente Indio.



Viajar en bicicleta transformó mi vida. Viajando de este modo descubrí la manera más sublime y profunda de conocer el mundo y en gran parte, de conocerme a mí mismo. Alcancé nuevas dimensiones de relación con la gente y la cultura que visité viviendo situaciones que hasta hoy me cuesta creer que fueron realidad. Me hizo sentir emociones de una intensidad inconmensurable y enriqueció mi alma, mi mente y mi espíritu como nada lo había logrado antes.
Personas, emociones y momentos que día tras día se fueron grabando a fuego en mi Ser y que modificaron constantemente una y otra vez, a un ritmo sin descanso, las perspectivas, las visiones, los prejuicios sobre las diferentes contingencias y vivencias que me tocaron y me tocan cada día en esta vida. Y el efecto es ineludible, otra vez la mirada se expandió y me hizo notar una vez más lo infinitamente reducida que es mi visión, que tengo mucho más por delante por aprender y que la verdadera naturaleza de las cosas va mucho más allá de lo que mis ojos son capaces de ver através de lo estrecha que se vuelve la mente. En incontables momentos detenía mi bicicleta doblegado por tanta belleza inexplicable para contemplar mi alrededor y decirme a mí mismo -Dónde estás Nicolás!!!- Luego sacudir mi cabeza, tratar de soltar el eclipse que se apoderaba de mí y darme cuenta que eso ya no era un sueño, sino que era la más concreta de las realidades.
En el nivel personal fue experimentar el más fuerte sentido de la libertad donde en los más profundos momentos de euforia y adrenalina podía sentir que tenía alas, como si estuviera volando, siendo testigo de los paisajes más magníficos del planeta y de la gente más maravillosa que encontré al andar y con la total independencia de poder detenerme donde, cuando y cuanto quisiera y seguir el paso que mi corazón dictara. De repente esta sensación que se acrecentaba con el andar, transformó mi visión sobre los buses y los trenes en cárceles virtuales que me habían parcialmente vedado todo este tiempo de llegar a lo más hondo de los países y las culturas de este mundo.
Entre tanto pasaban los días, iba sumando kilómetro tras kilómetro a fuerza de goces y disgustos sin distincion y podía sentir cómo toda mi mente y mi cuerpo se iban transformando, porque si bien uno como viajero nunca lo busca por no ser la intención final, el viajar en bicicleta indefectiblemente conlleva a desarrollar un físico de atleta y gran vehemencia en las actitudes y en las decisiones. El no desarrollar estas cualidades y el no intentar superar las propias limitaciones a cada pisada en el pedal significa la renuncia. Cuerpo y mente se hacen uno más que nunca para volver estoico al espíritu.
Uno pasa por infinitas situaciones de intensa emoción, alegría, felicidad, embelezamiento pero así también por situaciones de aparentemente arrolladora adversidad, extremo agotamiento y apaleante abatimiento y si bien el estado físico sirve de motor para poder anteponerse, es en la mente donde está el más poderoso de los mecanismos que me hizo seguir adelante, porque es en ella donde aparecen nuestras limitaciones y no en nuestro cuerpo. El cuerpo humano es la más perfecta e inteligente máquina, tiene esa imbatible capacidad de adaptarse a cualquier situación y asegurar su supervivencia. Con el tiempo el cuerpo se va construyendo y haciendo increíblemente fuerte y resistente pero cuando uno lucha para revertir la adversidad es en la mente donde aparecen todas las limitaciones. No hubo prácticamente un día en que no me encuentre en algún punto luchando en relación directa conmigo y con mi mente y sus intentos de detenerme. Porque las horas pasaban y a veces las cosas se ponían duras y es ahí donde comenzaba el tren imparable de pensamientos y todos los obstáculos y barreras empiezan a hacerse sentir. Uno sigue y sigue y la mente no para, piensa piensa piensa, no para de tirar pensamientos, el paisaje envuelve y maravilla pero uno se vuelve hacia adentro cuando las cosas se ponen feas y el ruido invade....

...de repente todo se transforma en "esto es horrible, por qué lo hacés, podés estar cómodo en un bus, en un alojamiento, en una cama, calentito o fresquito, pasándola bien con otros viajeros, llegarías rápido, no tendrías que terminar abatido el día y tener que acampar, desempacar y volver a empacar a la mañana, estar tan pero tan solo sin nadie a tu alrededor, sin compañía, no tenés que cocinar, lavar tus ollas, te podrías dar una ducha hermosa y no ahogarte en tus olores más profundos cuando te metés en tu bolsa de dormir ni estar bajo infinitas capas de tierra. Y si estás así de aislado y a tu familia o a tus amigos les pasa algo y no te enterás? y si esa persona que dejaste en tu país se fija en otra persona porque vos estás ausente por días? Si tenés un accidente quién se entera?, por qué hiciste determinadas cosas en el pasado? por qué tomaste determinada decisión? por qué te paso esto o aquello? .....

Mi físico respondía pero todo pasaba por mi mente, estas corrientes de pensamiento fluían sin cesar, en todo encontraba limitaciones, en todo barreras, y para cada cuestionamiento me daba mil razones para dejar lo que hacía, para encontrar placer fácil, para dejarme llevar por apariencias ilusorias de miedos y placeres sencillos e instantáneos. Pero hay mucho más detrás de estas limitaciones superficiales y es esa capacidad de abstraerse o dejar fluir los pensamientos incesantes sin colgarse ni detenerse en ellos, la que permite encontrar un espacio donde todo pensamiento desaparece, la mente encuentra la paz y serenidad necesarias para revertir la "adversidad", para no sucumbir ante meros pensamientos ilusorios, y absorbe con inconmensurable adaptación la sensación y la vibración del momento presente, lo único que es real. Todo pasado arrastrado, toda posibilidad futura buena o mala, todo cuestionamiento desaparecen y uno siente electricidad en el cuerpo, siente que la sangre hierve y que las burbujas ruedan a miles de kilómetros por hora descontroladamente dentro del cuerpo, la euforia es total y el grado de goce no tiene parecido. Y aquí el cuerpo vuelve a entrar en acción, genera más energía que nunca. Porque el físico también cambió y se transforma todos los días, los músculos crecieron en volúmen y se fortalecieron como nunca, la grasa desapareció hasta el mínimo y el cuerpo demanda fuentes de energía como nunca antes y que no demora en absorber en un abrir y cerrar de ojos. La respiración es intensa, los pulmones se sienten expandidos e inflan el torso, el deseo sexual por momentos es desesperante. Las endorfinas y la adrenalina generadas producen una química fabulosamente placentera, sólo equiparable a un placer orgásmico pero que a diferencia del mismo, espasmódico y efímero, tiene un espacio y un tiempo que es continuo y parejo y que no termina hasta que uno lo suelta, permaneciendo en la mente, en el cuerpo y haciéndolo parte de él. Esta sensación se apodera de uno hasta el punto de que, si bien uno necesita parar a descansar, al poco tiempo de descanso comienza un reclamo interno instantáneo, es como una sensación de inquietud que se hace presente, como cosquillas, como un hambre invisible, el cuerpo empieza a pedir más de lo que le venías dando. No soy médico ni científico, estoy seguro que muchas de estas cosas hoy en día tienen una explicación que exceden mi conocimiento, pero estoy seguro que hay mucho más que explicaciones científicas para esto.

La mente va y viene, fluctúa siempre y como dije antes aparecen emociones y limitaciones que me hicieron triunfar o caer pero siempre al final del día se hizo más fuerte y a su vez más tranquila, más serena.

y mi papá, cuando yo era chico y me enseñaba a nadar en el mar solía decirme ...."si algún día te lleva la corriente mar adentro lo primero que tenés que hacer es no asustarte por el momento y serenarte y nadar fuerte cuando vienen las olas y qeudarte quieto cuando se van, así despacito vas a llegar de vuelta a la orilla"....es un mensaje y una enseñanza que siempre llevé conmigo toda mi vida y la apliqué a infinitas situaciones porque el recordarla me hace acordarme de que sin paz ni serenidad en la mente los aparentes obstáculos y adversidades nunca pueden ser revertidos ni superados y eso lo aprendo a las buenas y a las malas a cada paso que doy en mi vida. Las limitaciones fueron barridas una y otra vez, es cíclico, pasa todos los días, todas las semanas, todos los meses, a cada paso y a cada paso confirmé la veracidad de lo que hoy escribo.

Vivir, viajar y viajar en bicicleta y hacerlo solo, más que nunca produjo el inevitable encuentro conmigo mismo. Un encuentro que yo trato de buscar a cada minuto porque sólo conociendo como uno funciona es que uno puede seguir adelante, entendiendo, comprendiendo, aprehendiendo y aprendiendo

Hace ya casi un mes que desembarqué en Shanghai, China, mi nueva ciudad, la ciudad en la que elegí vivir en este momento. Luego de un tiempo de transición encontré mi nuevo hogar y ya estoy casi casi en la vida cotidiana trabajando en múltiples cosas, estudiando, investigando y todo está volviendo a la normalidad. Una normalidad que en realidad es tan distinta a la normalidad previa a este paso que di y las cosas empiezan de a poquito a estabilizarse y es en este punto donde uno entra en una suerte de "caída emocional intensa". Es una sensación que ya conozco y que experimenté al final de cada viaje una vez en casa. Es natural, los niveles de adrenalina descienden y la diferencia se siente, uno tiene que volver a equilibrarse viviendo sin ellos. Luego de esta travesía de 7 meses en bicicleta donde me vi envuelto en las más profundas fusiones con las culturas y los paisajes que atravesé y visité, luego de 10 meses de andar por el mundo y de sumar a mi corazón una partecita de cada persona que conocí y aportó algo a mi vida y a mi pensar, luego de cada paisaje con el que me deslumbré, luego de tantas limitaciones superadas, es difícil volver a la vida cotidiana.....por momentos añoro desesperadamente volver a la soledad en algún paisaje perdido en el desierto o las montañas, poder volver a sentarme a tomar un té cuando recién termino de acampar en el medio de la nada y poder contemplar el atardecer en la más absoluta de las solitudes siendo testigo de un paisaje magnífico. Mi bicicleta, mi "casita" y yo.

Pero todo, todo está dentro mío porque hoy.....hoy cierro mis ojos y estoy sentado en Imam Sq maravillado con la mezquita Sheik e Lotfollah y comparto una cena con iraníes, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y todo lo que "veo" a mi alrededor es el hostil desierto del Karakum y me veo luchar contra la dureza del mismo, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y vuelvo siglos atrás en Bukhara y sus madrasas y un vecindario entero en el valle de Fergana me brinda una hospitalidad que me deja sin palabras, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y estoy solo, enfrentándome a mi mismo perdido en las cordilleras de Kyrgyzstan siendo recibido en un yurt con una dulce familia de pastores Kyrgyz, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y la magnificencia sublime del escenario más dramático del planeta me deja infinitamente pequeño y estupefacto cuando lucho todos los días para remontar la Karakoram Highway, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y volví a India donde me sentí como en casa llevando la espiritualidad un paso más allá, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y en las playas paradisíacas de Sri Lanka me toca lidiar con la situación más fea que probablemente me tocó vivir, los abro y estoy felíz en Shanghai, los cierro y paso un increíble año nuevo con una amiga como pocas en Bangkok cuando mi travesía llega a su fin, luego de 8447 km en bicicleta.

Infinitos momentos que sublimaron mi alma, inflaron mi pecho hasta hacerlo rebalsar de mariposas, una sensación tan hermosa como la que uno sólo tiene cuando se siente enamorado, enriquecieron mi persona, me hicieron crecer, me hicieron conocerme más y más a mi mismo y sobre todo....me hicieron descubrir que había más dentro mío de lo que sabía....

hasta el próximo viaje...

nico

NOTA Actualización 2010: Shanghai fue mi hogar por un año y medio. Actualmente llevo un año viviendo en la ciudad china de Chengdu, una ciudad verdaderamente china. 

Comentarios

  1. Romi Florentino14 febrero, 2007 21:09

    Nico, Gracias por abrir tu corazón y tu alma con todos nosotros.
    Sos una gran persona!
    Me hiciste emocionar.

    Te quiero
    Tu amiga de la infancia,

    ResponderEliminar
  2. Negrito una vez más has logrado emocionarme con tanta riqueza que llevas adentro, y que se acrecienta dia a día. Uno siente con orgullo que tanto no se equivocó y que aquel pichoncito que crió y cuidó con errores por supuesto, pero con muuuuucho amor hoy despliega sus enormes alas y nos llena de placer con sus vivencias y su constante enriquecimiento. Siempre sostuve que a los hijos hay que dejarles crecer sus alas para que vuelen lo más alto que puedan, porque aunque estén muuuuuy lejos siempre nos cubriran con sus alas y llenaran de amor nuestros días. GRACIAS POR SER COMO SOS .TU MAMUCHA

    ResponderEliminar
  3. Nico,

    sin palabras me dejaste con todo esto que escribiste... te superaste una vez mas...

    Un abrazo !!

    Germán

    ResponderEliminar
  4. Nico: Que lindo fué conocerte...
    Te quiere,
    Paz.

    ResponderEliminar
  5. Nico
    Una vez mas desde la oficina ..al menos recien llegado de tomar mate bajo la parra de los viejos! o uno se desadapta de Argentina o es que Argentina se desadapto de nosotros?
    Tus fotos siempre me recuerdan mis suenos..te deseo todo lo mejor
    un compatriota
    osvaldo
    o_carabajal@hotmail.com

    ResponderEliminar
  6. hola nico , soy argentina , estoy en amsterdam ahora, aunque poco importe ya todo eso... comparto cada una de tus palabras y emociones despues de casi 2 agnos de viaje en bici, por nueva zelanda , asia y europa .. y planeando el proximo por america en 2008 suerte en China y donde quiera que vayas www.unmundoenbici.com.ar Ivana

    ResponderEliminar
  7. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  8. Te acabo de encontrar.

    Ahora mismo incluiré un post tuyo en la web.

    Si sabes de viajeros de largo recorrido me comentas para incluirlos.

    Un saludo

    Alex

    ResponderEliminar
  9. ciao nico.
    me llamo jose soy espagnol vivo en
    italia pero en breve empiezo a viajar
    como tu,solo decirte que como a todos
    me haces seguir adelante con tu ejemplo,en noviembre parto para pata-
    gonia y es un viaje que es de toda mi
    vida que deseo hacer,bueno un abrazo
    y quien sabe si nos cruzamos sera un
    placer compartir un dia contigo,hasta
    pronto.
    el ciclovagabundo y su pirata.
    ciclovagabundo@yahoo.it

    ResponderEliminar
  10. Nico, has podido escribir los sentimientos que muchos de nosotros los cicloturistas y/o viajeros tenemos, claro si al mundo común uno le dice que ha sentido por momentos que ha tenido alas...simplemente piensan "esta Loco"...pero que felicidad es sentir esa locura...querer estar solo parece otra...pero que bueno es estar cómodo y féliz con uno mismo, pocas somos las personas que hemos logrado eso...
    Seguramente nos cruzaremos en algún camino.

    ResponderEliminar
  11. Hola Nicolas

    He sentido y estoy sintiendo una fuerte emocion invadirme desde la esencia mas profunda de mi ser..

    Nace el sentimiento doloroso y expectante de derramar lagrimas porque la belleza es sublime..

    Hablas con el lenguaje que solo el alma conoce

    Y haber descubierto por casualidad esta lectura, que es algo que yo quiero hacer

    Ha elevado mi animo y destrozado mis dudas en un instante

    Quiere llorar mi ser, mi mente quizas, porque mi alma es mas fuerte y compite con la mente, relegandola a un espacio diminuto donde nada tiene que hacer

    No son mis lagrimas..Son las lagrimas de mi ignorancia

    Pero mi verdadero ser no llora..

    Al contrario, acaba de encontrar tremenda luz y espiritu donde refrescar sus sedientos anhelos de belleza

    Y ahora.. Comienza mi viaje

    Mi email es danielkerala@hotmail.com

    Tengo muchas preguntas acerca de como comenzar mi viaje a India en bicicleta. Estoy en Dinamarca ahora, y me pregunto hasta que punto es necesario el dinero y cantidad de preguntas mas..

    Me gustaria que me hablaras acerca de tu experiencia y que consejos podrias darme..

    Yo quiero hacer este viaje, y quizas mis dudas, al ver a alguien que ya ha hecho esto, quizas proyecte en ti, lo que ya tengo en mi.

    Un placer encontrarte

    Se que es la vida, y no yo

    Quien ha llegado hasta aqui

    ResponderEliminar
  12. Hola Nico:pude descubrir afortunadamente tu historia gracias al diario y te admiro profundamente porq es el sueño de toda mi vida y siento q aunq no nos conozcamos lo cumpliste por mi(quizas te suene tonto pero asi lo siento)Lamentablemente no puedo cumplir mi sueño por un tema mas q nada economico(no se cuanto tendria q trabajar para poder ahorrar tanto dinero)las ganas,los sueños siempre estan vigentes...Gracias por permitirme conocerte!Diana

    ResponderEliminar
  13. Nico, me gustaron muchisimo tus palabras. y estoy totalmente deacuerdo con vos. Gracias por poner en palabras lo que muchas veses he sentido en mis viajes...saludos desde el polo norte!!!

    ResponderEliminar
  14. Nico Gracias por compartir esto con la comunidad, caundo describis la mente me recuerda mucho a mis momentos de meditacion zen. que es un viaje hacia adentro. saludos de otro viajero

    ResponderEliminar
  15. Nico!
    Gracias una vez mas por esta idea genial de compartir tus vivencias. Te deseo todo lo mejor para este ano Nuevo 2008 que tus suenos sigan siendo una continuidad!
    Finalmente deje todo y estuve en Egipto! Imaginate conoci en Alejandria mi futura esposa! que bendicion de la vida! Tenia que abandonar la prision de la oficina!
    Osvaldo
    o_carabajal@hotmail.com

    ResponderEliminar
  16. Hola Nicolás, soy compatriota tuya. Encontré tu blog de casualidad, buscando fotos de "el nido" y de "el cubo". Me intrigaba saber cómo eran las estructuras del estadio y del centro de natación. Pero tus fotos me atraparon, impresionantes. Y después comencé a leer lo que escribiste, muy interesante, sos tan generoso que se lo regalás a todos aquellos que en el fondo comparten tu misma pasión, que es viajar. Te deseo mucha suerte en el lugar que estes. Y feliz año occidental!!!.

    ResponderEliminar
  17. Chusmeando por la web encontré este maravillo blog. Admiro tu valentía y la de, aquellos que como tú, deciden perderse para encontrar nuevos caminos. Y por cierto... Olé, Olé y Olé por la mamá que tienes.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  18. Nico, hace unos meses encontre tu blog y la verdad me encanta compartir aun en la distacia, todas estas experiencias increibles q solo se viven un vez en la vida.Ahh, soy argentina y joven..jaja..Y realmente si pudiera hacer lo mismo en un futuro cercano, no lo pensaria dos veces.Gracias por escribir y por acercarme un poquito por medio de palabras e impresionantes fotos, un pais tan hermoso como China.Espero que no extrañes mucho y q concretes todo lo q t propones..

    ResponderEliminar
  19. Hola Nico: Somos amigos de Pablo y Mirta Brazola de Rs,Mejia. Me dieron la pagina. y realmente te miro la cara y veo a mi hijo, su sonrisa año zodiacal(caballo) ademas le gusta la Bicicleta(tiene 3)
    Te digo q`leer tus memorias son Especcccctacular.Tus narraciones son fotos. Recien empiezo con tu blog.Mucha suerte

    Jorge (alias Gogo) Figueredo.

    ResponderEliminar
  20. Hola Nico, recien descubro tu blog. Tuve la oportunidad de estar en una conferencia con Ray Zahab, y es increible la cantidad de coincidencias.
    Tu escritura y tus historias son atrapantes, la verdad sos un capo.

    ResponderEliminar
  21. "Vivir, viajar y viajar en bicicleta y hacerlo solo, más que nunca produjo el inevitable encuentro conmigo mismo. Un encuentro que yo trato de buscar a cada minuto porque sólo conociendo como uno funciona es que uno puede seguir adelante, entendiendo, comprendiendo, aprehendiendo y aprendiendo"

    comparto por completo este párrafo.
    a veces uno necesita perderse en inmensa soledad para encontrarse.

    ResponderEliminar
  22. Todo lo mejor desde un rincon de Algorta. yo empecé mi andadura en el camino de Santiago, luego han venido los hijos.. ahora estoy de vuelta. Con mi mujer, mi mejor amiga! voy a retomar los paseos, estos no son muy espectaculares pero ir a 10km/h es realmente apasionante.
    Enhorabuena por viajar sin prisa. Enhorabuena por tu increible web, y por tu sensibilidad para contar tus experiencias.
    Motivas muchísimo.
    alberto

    ResponderEliminar
  23. gracias por compartir tus tesoros. puedes estar seguro de que a aquellos que conociste en tu viaje les dejaste también una pequeña parte de ti que ellos a su vez atesoran

    ResponderEliminar
  24. gracias por compartir tus tesoros. puedes estar seguro de que a aquellos que conociste en tu viaje les dejaste también una pequeña parte de ti que ellos a su vez atesoran

    ResponderEliminar
  25. Hola Nico,
    Te cuento que tengo pensado hacer un viaje un poco parecido al tuyo, y estoy recien en la face de planificacion. Yo soy chileno y vivo en berlin hace un paar de años. Mi idea es viajar desde alemania hacia China. Me gustaria tener informacion de numeros y experiencia (sobre todso en la parte logistica) para afrontar mi viaje. Espero tener tu atencion, ya que seria de mucha utilidad.
    Saludos
    Patrick

    ResponderEliminar
  26. Patrick si no me dejas tu mail no te puedo contactar. Escribemé allí o dime como contactarte.

    ResponderEliminar
  27. esto es genial. Quisiera saber que es lo que te paso en Sri Lanka... quiza lo encuentre en otro posteo.


    Termino mi tesis de arquitectura y desaparezco.


    Muchas muchas gracias, realmente


    franciscoprovedo.com

    ResponderEliminar
  28. Hola Nico...soy mama de un cilista solitario como tu,acaba de empezar,va por Europa,y navegando por internet he tenido la gran suerte de leerte,muchisimas gracias por tu extraordinario mensaje.
    La vida esta para sentirla así.
    Enhoraabuena

    ResponderEliminar
  29. Nico, todo eso que viviste es algo grande, algo que muchos solo soñamos desde nuestro hogares, y saber todo lo que viviste y valio la pena me anima a hacer lo mismo..!! soy de paraguay y en unos meses quiero hacer un viaje a EE.UU. en bici.. creo que el promedio es de 100km por dia. me gustaria seguir tu ruta..!
    Hay muchas cosas que me gustaria saber... como hiciste..???
    Desde Paraguay,
    Un fuerte abrazo..!!
    rubenarrellaga@hotmail.com

    ResponderEliminar
  30. Hola!! Voy para china por segunda ves, pero mi primera en shanghai. Y buscando algo en internet relacionado con mi viaje, me tope con tu blog. Y te cuento que me he quedado pegada, me encanta. Me identifico bastante con lo que escribes y tus fotografias. Hice dos anos de arquitectura pero termine sacando modas. Una de mis pasiones es la cultura asiatica, especialmente la china. Y la verdad nunca habia leido o escuchado sobre la cultura china vista desde una perspectiva latina. Por lo general las personas que conozco que han estado cerca en su mayoria son europeos o gringos. Y en mi pais tan pequeno,(Costa Rica) somos pocos los que hemos andado por ahi.
    Me intriga preguntarte que te hizo que te quedaras en Shanghai? A mi en lo particular, me encanta Hong kong, en realidad es mi lugar favorito en Asia, y uno de mis suenos es quedarme por un buen rato ahi.Pero la oportunidad salio en Shanghai. Que tiene Shanghai que preferiste quedarte, en ves de Hong Kong?

    atte,
    Adriana

    ResponderEliminar
  31. hola Adriana, me puedes escribir al mail y con gusto te contestaré lo que me preguntas.

    ResponderEliminar
  32. Que envidia puta madre,lo que siempre soñe y la vida no me dejo,o yo no me deje.

    ResponderEliminar
  33. Uff... la verdad que tu historia es increíble, un viaje envidiable que seguramente te abre la cabeza más que ninguna otra experiencia. Yo amo la bici y la libertad que te brinda, y me sentí identificado con cada vivencia que contaste. Lástima que uno sea tan estructurado en la vida y el trabajo, y le cueste tanto realizar este tipo de aventuras.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

-Ça c'est la guerre! (eso es la guerra) Parte 2

Llegué a Olloba con la intención de descansar pero la bicicleta estaba hecha trizas, y yo también.  Luego de algunas horas de estar tirado boca arriba en un colchón sin ratones, apenaspodía sentir los músculos. A pesar de ello, no me quedó otra que levantarme para trabajar en ella el resto del día si es que esperaba lograr salir de allí algún día. Afortunadamente contaba con la compañía de los aldeanos quienes, curiosos por lo inusual de mi presencia, hacían lo que podían para ayudarme. Los bloques de barro se habían secado, las ruedas ya no giraban, los cambios no funcionaban y los frenos estaban totalmente atascados, debía poner a punto la bici para poder seguir. 

Mi tarea de mecánico se extiende hastaya entrada la noche, cuando ungenerador eléctrico rugía alimentando los parlantes y las lucecitas de colores del único bar de la aldea. Era martes, Jean había finalmente llegado con el nuevo cargamento de cervezas (aunque sospecho que se bebió la mitad de ellas en el camino) y la aldea …

Antes de la guerra

No importa cuánto uno intente prepararse para afrontar imprevistos, nunca es posible prevenirlo todo. Ya habían pasado casi 10.000 km desde que había salido de Ciudad del Cabo y cargaba desde allí con 10 kg extra en repuestos. Por mucho que me pesara, era inevitable porque sabía que hasta Europa no podría encontrar nada de calidad en caso de roturas, por lo que cualquier problema podría fácilmente devenir en pesadilla.  De todos modos, como es habitual, la Ley de Murphy prueba ser infalible y siempre se rompe algo al margen de todo lo que uno puede reemplazar. En este caso, luego de días pedaleando a puro golpes antes de Makokou, noté que mitad del porta-alforjas delantero quedó suelto en el aire. Me había pasado muchas veces que por esfuerzo de corte, debido a impacto y peso, los tornillos se cortaran, pero esta vez lo que se había cortado no era el tornillo sino la pieza de sujeción unida a la horquilla.

La bici-senda más larga del mundo

Corea parece ser consciente de los problemas que está teniendo por exceso de tecnología y una población de adictos al trabajo y para tratar de compensar las nuevas "malas costumbres" emprendieron un proyecto de mega ingeniería que implicó reconfigurar el curso de los cuatro ríos más importantes del país para conectar el país entero a través de varias bici-senda. Esta es una manera también de no sólo hacer un uso exhaustivo de la energía hidraúlica sino también de motivar a la gente a andar en bicicleta brindándoles el espacio necesario para poder hacerlo de modo seguro y profesionalmente. Hoy Corea, aparte de la bici-senda de los Cuatro Ríos, que conecta Incheon con Busan ( de un extremo al otro del país) a lo largo de 700 km, tiene una creciente red de bici-sendas paralelas que conducen a varios puntos del país. Muchas otras están en construcción y la idea es conectar de manera completa todo el país a través de bici carriles. Pensamiento de avanzada como pocos, de este mod…