Ir al contenido principal

Perspectivas

(teclado sin enies ni acentos)

Es costumbre mia predicar acerca de viajar por el mundo y el gran enriquecimiento que esto representa a nivel espiritual, cultural y humano sobre todo. Y hoy quiero contarles a traves de este texto uno mas de estos beneficios que uno experimenta al andar por los caminos del mundo.
Los ultimos dias creo que han llevado al gris todo lo que hasta ahora habia hecho en Kyrgyzstan, no solo a nivel de espectacularidad paisajistica sino a nivel humano y a nivel de descubrimiento interior a traves de la experiencia.

Arranque hace 10 dias desde Karakol, desde donde les escribi la ultima vez, el camino que me devolvio a Osh, hoy, en el Valle de Fergana para luego seguir el camino a Xinjiang. Fueron 865 km en total que me llevaron a atravesar todo tipo de emociones nuevas y muy fuertes. El camino comenzo muy tranquilo durante 260 km bajando por la costa sur del Lago Issyk Kul. A diferencia del infierno que fue llegar a Karakol por la costa norte, la costa sur es absolutamente tranquila y hasta a veces desolada. Los pueblitos lacustres son hermosos y el color azul del lago se ve mas profundo e intenso que nunca y sobre todo, desde este lado se pueden ver las montanas de la cordillera que divide a Kyrgyzstan de Kazakhstan al otro lado del lago dando un marco de picos nevados detras del lago. Un paisaje maravilloso que me regalo un atardecer simplemente inolvidable con un solo rojo fuego cayendo sobre el agua mientras yo nadaba en el lago una vez habiendo acampado solitariamente sobre la playa.

El camino fue avanzando y de a poco me fui adentrando en la cordillera Tian Shan para llegar a Naryn, un camino de montanas hermosas y onduladas que con el efecto de sus sombras se asemejaban a un gran cortinado horizontal de terciopelo agitandose en el viento. De repente el paisaje me regalaba un gran lago perdido en el medio de la nada, de color verde flanqueado por montanas rojizas. Un camino que no fue complicado ya que fue de asfalto, pero a veces el viento tornaba el avance algo frustrante. Y fue durante este trayecto donde concrete mi primer cruce de mas de 3000 mts de altura enteramente pedaleando, una experiencia que nunca voy a olvidar y que represento en este punto de mi viaje una sensacion de fuerza y energia que solo, anteriormente en Nepal a 5416mts de altura , habia sentido tan fuerte.
Quizas algunos no sepan de que se trata un cruce. Un cruce basicamente consiste en un paso que se abre entre montanas de un lado al otro de las laderas que dividen las regiones y que alcanza grandes alturas. Un cruce en un trekking o en una escalada puede ser simplemente un sendero angosto que trepa, y en el caso de una ruta, un cruce es un camino que generalmente trepa sobre una ladera vertical muy empinadamente como una serpiente colgandose de la montania. Hasta la parte baja de un cruce en general se avanza casi siempre ascendiendo paulatinamente y una vez comenzado el cruce la pendiente se pronuncia a veces muy fuertemente y comienza la serpiente “infinita” hacia arriba.
El cruce de Dolon fue una experiencia dificil, fue dura, casi en su totalidad de ripio suelto pero manejable. Durante un cruce se avanza pedaleando muy lentamente, a unos 4 o 5 km/h dependiendo de la pendiente. Es un proceso agotador y que parece interminable, uno mira hacia adelante con la esperanza de que detras de cada curva hacia arriba aparezca el otro lado pero nunca parece aparecer. Lleva varias horas y sudor, pero por primera vez experimente el verdadero placer de trepar en pendiente con la bici. Seguramente ya puedo vivirlo asi por la cantidad de kilometros que llevo hechos y que me dieron la fuerza fisica y psicologica para salir adelante. En la mismisima lentitud del avance uno va pasando por muchas fases diferentes. La primera etapa dura unos minutos, en mi caso unos 15 min donde se experimenta un ahogo fuertisimo una sensacion de que uno no da mas y no va a llegar nunca a la cima. Es un momento en el que no hay que torcer el brazo y seguir dandole porque es luego de estos minutos de sufrimento donde parece ocurrir algo que es simplemente magico, una transformacion fisica donde esa sensacion de malestar simplemente, de un minuto a otro desaparece y da lugar a una sensacion de constante fluir de sangre y oxigeno y probablemente muuuuchas endorfinas, es una sensacion de euforia interna en la que el cuerpo se transforma literalmente en una maquina trepadora con la fuerza de una locomotora. El placer fisico es un estimulante increible y esto se une a una fuerza psicologica que no deja caer ninguno de los musculos en ningun momento. La mente se centra en trepar y atravesar la cima, no hay otro foco de atencion mas que el de controlar la bicicleta en el ripio para no caer y poder seguir trepando y trepando. Es una sensacion de una fuerza y una energia que uno siente que no puede parar nunca. Una vez alcanzada la cima me encontraba en un estado de electricidad inigualable, pura euforia que no hacia mas que triplicarse por el increible paisaje de poder ver hacia ambos lados de los valles que se desprenden entre las montanas y por los cuales uno vino trepando. Tambien descubri el mayor de los estimulantes para generar energia y concentracion, la musica. Conectarme a mi Ipod y elegir la musica para las diferentes situaciones de los caminos fue critico. La musica da un poder inigualable, es un energizante brutal para trepar, para andar plano o para aumentar la adrenalina en las bajadas.

De Naryn en adelante continue mi camino con Rod, y a partir de aqui se acabo el asfalto para dar lugar a los caminos mas destrozados de ripio imaginables; pero a su vez comenzo un despliegue de paisajes simplemente impactantes que progresivamente se iban haciendo mas y mas impresionantes y en una solitud absoluta ya que el trafico en estos caminos es infimo y se redujo a unos 2 o 3 vehiculos diarios solamente, estabamos ahora si en el medio de la nada y con muy pocas perspectivas de obtener ayuda en caso de necesitarla. La primera etapa fue desgastante, nos encontrabamos cruzando un paisaje vasto y desertico entre montanias aridas y con un devastador viento que por un camino plano por lo cual se podia transitar quizas a unos 17/20 km/h reducia nuestra velocidad a unos miserables 8 km/h. El viento en contra es desgastador, abrumador, aplastante y sobre todo genera una terrible sensacion de frustracion ya que detiene toda posibilidad de avance cuando las condiciones para avanzar serian realmente perfectas. Fue tan fuerte que no podiamos escucharnos al hablar de una bicicleta a la otra apenas separadas, fue tan fuerte que se nos torcia el manubrio y nos llevaba a empantanarnos entre rocas que nos provocaban potenciales caidas.
Luego de varios kilometros en estas condiciones seguimos adelante y comenzo un nuevo cruce, de 2800 mts pero que desde la base hasta la cima ascendia por 14 km en pendiente serpenteante. La sensacion fisica fue la misma que la del cruce anterior y el despliegue de paisajes fue abrumador. A medida que ascendiamos muy pero muy lentamente entre caidas constantes por empantanarnos en las rocas y hacernos perder el equilibrio para terminar duramente contra el piso, el paisaje de la altura nos iba mostrando horizontes infintos de montanas, de caniones escarpados y rios atravesandolos. y de tonos rojizos por el atardecer encendiendo el paisaje de tonos calidos.
Las caidas eran duras, cargando con toda nuestra comida para varios dias de atravesar esta ruta, cargabamos en cada bicicleta unos 50/55kg totales, un peso que al perder el equilibro simplemente no puede sostenerse y lo despide a uno de la bicicleta como un canion a una bala para terminar golpeandose contra el ripio y muchas veces hasta aplastarse los testiculos contra el canio del cuerpo de la bici (esta si, una experiencia horrible)
Arrancamos este cruce durante la tarde y no imaginamos su extensa longitud lo cual, despues de un dia de 9hs incesantes de pedaleo hacia arriba (lo habitual es 5.30/6 o como mucho 7 hs diarias) hizo que comenzara a caer la noche y nos encontraramos teniendo que acampar de emergencia a 2700 mts en el unico lugar posible para hacerlo. Esa misma noche, a pesar del agotamiento fisico, nos cocinamos, como fue habitual cada dia, comidas absolutamente deliciosas, sobre todo porque Rod es un excelente ciclista cocinero. Esa misma noche vi trillones de estrellas como nunca antes. El cielo era una manto de estrellas donde la via lactea se veia tan claramente como una franja de manochurrones blancos atravesando el cielo de horizonte a horizonte opuesto. Simplemente alucinante.
Al dia siguiente en solo una hora alcanzamos el tope del cruce y nos encontramos en los jailoos (pasturas) donde viven los campesinos Kyrgyz en sus yurts en el medio de semejante inmensidad, y viviendo de la cria, doma y posterior venta de hermosisimos caballos salvajes, de ovejas, de cabras y de una fraccion de ganado. Esta gente, que simplemente subsiste en las alturas volvio a dejarnos sin palabras. Ni bien alcanzamos el cruce corrian los chicos desde sus yurts para recibirnos a los gritos. Inmediatamente llega el padre de la familia y nos invita a su yurt a comer. La experiencia fue simplemente sublime aunque una vez mas tuve que tomar kymys la leche fermentada de yegua y sonreir desdibujadamente mientras intentaba tragar. A pesar de esta bebida que no me gusta nada nos sirvieron Te y empezaron a llenar la mesa de todo tipo de productos lacteos sacados del caballo y por suerte era exquisitos, sobre todo el queso crema o la manteca o el yogurt. Comimos muchisimo y por supuesto, no esperaban el mas minimo dinero a cambio. Fue pura y genuina hospitalidad. La dulzura de sus gestos, la inocencia en su conducta era simplemente inigualable y por eso fue algo tan pero tan maravilloso.
Luego del cruce nos encontramos una vez mas con paisajes indescriptibles, infinitos, seguimos pedaleando y en estas bajadas de condiciones destruidas uno no puede andar rapido siquiera. Hay que descender a unos 9/10km/h cuando es possible y seguir cuidando de no caer porque las caidas son aun mas duras en las bajadas.
El dia siguiente fue un dia de mucha frustracion, un dia desmoralizador. Hasta el momento venia invicto en pinchuduras y al parecer el destino se dio cuenta que esto no podia ser y me regalo en un solo dia 7 pinchaduras de las 12 que tuve en total en los 10 dias. El desgaste es horrible ya que lo peor de todo no es tener que detenerse a reparar la pinchadura sino el desmonte y posterior montaje de todo el equipaje. Un proceso lento e incomodo. Un dia que solo avanzamos 20km.
Entre tanto seguiamos avanzando con los dias en la mas absoluta de las soledades, con un trafico casi nulo y parando en pueblitos quedados en el olvido de quizas menos de 200/300 habitantes donde costaba comprender de que vivia esta gente.
Y luego vino el ultimo cruce, un cruce interminable pero inolvidable, aun mas que los demas. 3100 mts de altura y mas de 15km de ascenso. En este punto las montanas ya eran enormes, verdes y hasta rojizas, la condicion del camino no mejoraba en absoluto y para llegar al cruce final habia cruces intermedios donde ascendiamos a 2500 mts y volviamos a descender a 1900mts en breve. Un proceso lento y desgastante pero es la mente la que no deja a uno caer. Alcanzamos el mismo luego de dos dias. Hacia el otro lado del cruce se revelaba una vez mas el Valle de Fergana, cruzamos transversalmente Kyrgyzstan y por eso nos devolvio al mismo. Al ver el Valle desde semejante altura la geografia nos dejo estupefactos. El camino de bajada se colgaba serpenteante sobre el vacio entre montanas abrumantes con una neblina mistica y un rio colandose por el medio 2000 mts mas abajo. Comenzamos el descenso y de a poco ya dejabamos detras todo lo vivido para volver a la civilizacion dos dias despues, y llegar nuevamente a Osh.

La vuelta al asfalto fue recomfortante durante unos breves instantes, era como andar sobre seda y sobre todo la magia de percibir una vez mas velocidad sobre las ruedas. Pero al cabo de unos minutos resulto aburrido, uno queria seguir sintiendo ese deslizar sobre las rocas sueltas donde la bici va como flotando entre los cantos rodados, en el aire, donde uno lucha por el control y corre como en un rally. A pesar de esto encontramos una diversion, correr una carrera en una bajada de 900 mts donde alcance 72 km/h que no fueron suficientes para alcanzar a Rod con sus 77km/h (maldito, con rodado 28 es mas facil que con 26, cuak). La compania para esta travesia fue indispensable y el valor de tener un companiero para esto es muy grande ya que ayuda muchisimo durante los momentos de mayor frustracion o mayor desmoralizacion.

Hoy estoy en Osh y llegue luego de 10 dias sin poder baniarme y de vestir la misma ropa. Mi persona fisica se oculta detras de infinitas capas de tierra, polvo y sal de sudor acumulado en capas y un pelo atraves del cual no podia atravesar mis dedos. El placer al baniarme fue inexplicable fue como volver a la vida y a la civilizacion. Pero esto es puramente superficial.
Hoy miro para atras y no puedo creer simplemente que haya logrado atravesar tres cruces exhaustivos, de vivir emociones y sensaciones culturales que me llenaron el alma y me dibujaron sonrisas una y otra vez y que hacen que uno se descubra mas y mas y se sorprenda con ello porque como dice el lema que mueve mi vida y que siempre digo “hay mas dentro nuestro de lo que sabemos” y para mi no hay busqueda mas intensa y maravillosa que ahondar durante la vida en lo mas profundo de uno para ver cuanto realmente puede salir de uno, para sorprenderse, alegrarse, disgustarse, conocerse y ser mejor ser humano al fin y al cabo. Perderse de buscar saber cuanto hay dentro de uno es para mi no vivir.

Todo lo anterior adquirio un tono gris y esto no es nada negativo, esto es simplemente lo que provoca viajar. Cuando lo espectacular supera a lo anteriomente espectacular, cuando lo duro es mas duro que lo que uno creia duro, cuando lo maravilloso se ve oscurecido por algo mas maravilloso es cuando las perspectivas de uno cambian y la mente se expande y la mirada ve mas alla de la superficie tangible de los hechos, cuando uno aprende que la vida no son mas que grises en una infinita gama y que cuando creemos blanco en realidad es gris claro y que cuando creemos negro en realidad es gris un poco oscuro. Siempre se van a suceder situaciones que superen o empeoren a las anteriores. Seguramente es lo que pasara en mis proximas semanas. Estamos agotados pero manana luego de abastecernos en el bazar y cargar nuevamente nuestras bicis, ya seguimos camino a Kashgar, en Xinjiang. Nos faltan unos 500km mas de los cuales son unos 245km hasta la frontera la cual esperamos cruzar en unos 4/5 dias luego de dos nuevos cruces bastante duros y 250km mas para alcanzar Kashgar luego de tres cruces mas de los cuales no tenemos idea con que nos vamos a encontrar.
Me estoy acercando al punto mas alto de mi viaje, me estoy acercando a cumplir el mayor de mis suenos de los ultimos 10 anios, que comenzara luego de Kashgar, del solo hecho de pensar que lo voy a atravesar en bici no hace mas que darme piel de gallina….. Estoy al borde de alcanzar los 3000 km en bici, me voy de Asia Central luego de dos meses y medio, me voy de Kyrgyzstan que me dio 45 dias de intenso entrenamiento y de una experiencia sin igual y que construyo mi fuerza fisica y mi base psicologica para seguir pedaleando durante la proxima etapa y poder concretar mi suenio, ya no tengo miedo, ya no tengo dudas de que haber cambiado mi modo de viajar fue lo mas maravilloso que pude haber hecho y una experiencia que me esta llenando de toda la intensidad que sentia que me faltaba...fui un paso mas alla y sigo buscando cuanto puede haber en mi que aun no se...

Me despido, la proxima vez sera desde Kashgar, en Xinjiang…..

Hasta pronto
nico

Comentarios

  1. Una vez más tu eterna admiradora, se deslumbró con tus vivencias y esas magníficas fotos. Demás está decirte que quisiera retroceder en el tiempo y estar sobre esa bici,(como te podrás imaginar).Un besooote TU MAMUCHA

    ResponderEliminar
  2. Que haces nico... debes en cuando me doy el placer de quedarme leyendo tu blog, y nunca para de sorprenderme...
    hay que tener mucha fuerza interior y las metas muy claras para seguir adelante asi...


    Mucha mierda nico!!
    Saludos...

    Balter.-

    ResponderEliminar
  3. Un dia buscando caminos del mundo encontre tu pagina de tan maravillosas vivencias, extraordinarias imagenes de la realidad y diario realmente bonito, espero volver a ver mas rutas, salud para la proxima experiencia.

    ResponderEliminar
  4. holaaaaaaaaaaa

    Nicooo como andas soy tu ahijadita me encantaron tus raztas y las fotos q sacaste de los animales los monos, los pajatos etc. recibiste mi tarjeta de navidad?? bueno tambien queria saver si te fue bien en el años nuevo,a tambie me contaron q estuviste emfermucho y q tubiste un mal momento bueno te mando un beso te extrañoooooooooo muchioooooooooooooooooooooooooo te kiero mucho chua besos

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

-Ça c'est la guerre! (eso es la guerra) Parte 2

Llegué a Olloba con la intención de descansar pero la bicicleta estaba hecha trizas, y yo también.  Luego de algunas horas de estar tirado boca arriba en un colchón sin ratones, apenaspodía sentir los músculos. A pesar de ello, no me quedó otra que levantarme para trabajar en ella el resto del día si es que esperaba lograr salir de allí algún día. Afortunadamente contaba con la compañía de los aldeanos quienes, curiosos por lo inusual de mi presencia, hacían lo que podían para ayudarme. Los bloques de barro se habían secado, las ruedas ya no giraban, los cambios no funcionaban y los frenos estaban totalmente atascados, debía poner a punto la bici para poder seguir. 

Mi tarea de mecánico se extiende hastaya entrada la noche, cuando ungenerador eléctrico rugía alimentando los parlantes y las lucecitas de colores del único bar de la aldea. Era martes, Jean había finalmente llegado con el nuevo cargamento de cervezas (aunque sospecho que se bebió la mitad de ellas en el camino) y la aldea …

Cuando no todo sale bien

Uno de los días más excepcionales de mi vida entera estaba llegando a su fin. Ese tipo de días que son magníficos porque ofrecen todo lo que uno se imagina pero, aún más importante,  todo lo que uno jamás hubiera podido imaginar. Cuando el mundo supera todas tus expectativas, lo que deviene es la plenitud, y en ese estado, con una sonrisa dibujada de oreja a oreja, llego al único y último pueblo selva adentro, antes de la base de WCS  hacia donde me dirijo. Tengo entendido que es aquí donde debo sellar mi pasaporte para dejar el país al día siguiente. 

Todo parece tranquilo en este pequeño y remoto pueblo de pigmeos y bantúes a orillas del Sangha, donde es imposible distinguir una choza de un posible puesto de migraciones. Hasta allí, llegaré empujando la bicicleta por senderos de barro descendiendo al río, guiado por un pigmeo simpático que entendió hacia dónde tenía que ir. Una vez allí, lo que usualmente debería ser una sencilla formalidad, se transformó en algo también inesperado,…

La bici-senda más larga del mundo

Corea parece ser consciente de los problemas que está teniendo por exceso de tecnología y una población de adictos al trabajo y para tratar de compensar las nuevas "malas costumbres" emprendieron un proyecto de mega ingeniería que implicó reconfigurar el curso de los cuatro ríos más importantes del país para conectar el país entero a través de varias bici-senda. Esta es una manera también de no sólo hacer un uso exhaustivo de la energía hidraúlica sino también de motivar a la gente a andar en bicicleta brindándoles el espacio necesario para poder hacerlo de modo seguro y profesionalmente. Hoy Corea, aparte de la bici-senda de los Cuatro Ríos, que conecta Incheon con Busan ( de un extremo al otro del país) a lo largo de 700 km, tiene una creciente red de bici-sendas paralelas que conducen a varios puntos del país. Muchas otras están en construcción y la idea es conectar de manera completa todo el país a través de bici carriles. Pensamiento de avanzada como pocos, de este mod…