Ir al contenido principal

Del placer al dolor

Galería de fotos de Kyrgyzstan: click aquí

(teclado sin acentos ni enies)

Kyrgyzstan es un pais pequeno pero definitivamente inagotable. Llevo exactamente un mes aca y no dejo de sorprenderme y deslumbrarme detras de cada rincon y de cada esquina que recorro. Como ya habran visto en las ultimas fotos, es un pais de montanas y es precisamente asi como esta formado. Nada mas ni nada menos que cinco cordilleras tienen su origen y su cruce en este pais y esto da lugar a una variedad de paisajes, geografias y colores unicos en donde quiera que uno este en este pais.

Luego de pasar varios dias necesarios (y no tanto) en Bishkek, la capital, mas que nada descansando, delirando con otros viajeros y encargandome de varios asuntos tecnicos de la bici, emprendi mi camino hacia Karakol, un pueblito al pie de la cordillera Terskey Alatau. El camino desde Bishkek te lleva bordeando todo el norte del pais por una franja angosta, que de un lado esta delimitada por las cordilleras Zailiysky Alatau y Kungey Alatau que dividen a Kyrgyzstan de Kazakhstan; y del otro lado el hermoso y gigantesco lago Issyk Kul, el segundo lago alpino mas grande del mundo despues del Lago Titicaca en Bolivia y Peru. Lamentablemente , dos tercios del camino por el lado norte estan afectados por un alto volumen de trafico debido a Cholpon Ata un centro balneario sobre el lago, lo cual hizo de los dias de pedalear algo bastante pesado y estresante. Los Kyrgyz son pesimos conductores y conducen a muy altas velocidades sin la mas minima consideracion de dejar espacio entre un ciclista y sus vehiculos. Aparentemente Kyrgyzstan parece ser el pais que recibe todos los autos usados alemanes. Los taxis compartidos de larga distancia (principal medio de transporte) son todos BMW y Mercedes Benz impecables de finales de los anios 90 y principios del 2000.
De los cuatro dias que me llevo la travesia desde Bishkek hasta Karakol solo los ultimos 150 km, una vez pasado el balneario de Cholpon Ata, fueron realmente posibles de disfrutar. Los balnearios hasta esta localidad son todos de playas de arenas blancas sobre el lago azul profundo, pero en esta epoca del anio estan llenos de gente que viene a disfrutar el unico momento de calor que tienen luego de largos inviernos de un promedio diario de -24 C.
Una vez pasado Cholpon Ata inmendiatamente la sitaucion se revirtio. Me encontraba solo pedaleando en la ruta por horas, rodeado de arboles inmensos, las montanas hermosas a un lado y el lago azul profundo hacia el otro y lo mas lindo, empezar a pasar pequenos pueblitos lacustres donde solo inundaba el silencio y los sonidos distantes de algunas voces que se perdian en la naturaleza.
Acampe en lugares soniados desde los cuales pude contemplar el lago en su intenso azul, sentado sobre mantos de praderas verdes rodeados de arboles angostos y altisimos. Sumado a esto, estos dias fueron el comienzo de una nueva etapa:cocinar. He descubierto un enorme potencial escondido dentro mio, mi potencial culinario. Cada dia luego de mis 100/120km diarios y una vez montada "mi casita", solo me resta sentarme a contemplar el atardecer en dichos paisajes y cocinar. La verdad es que todavia no salgo de mi sorpresa de lo hermoso que es ese momento del dia. Toda la experiencia de estar deslumbrado por el paisaje, disfrutando del placer fisico generado por el dia de pedaleo, prender mi hornallita, preparar las salsitas al aire libre, hacer la mezcla de condimentos, saborear la comida a medida que se cocina y cuyos aromas van despertando progresivamente el apetito, sentir como los musculos se relajan en el silencio de la tarde y en la soledad total. Y luego hacer la digestion mirando el cielo de colores, tomando un tecito con panqueques caseros de Nutella y empezando a sentir el fresquito de la noche que se avecina quedando listo para solo meterse en la bolsa hasta el dia siguiente. Es mi momento favorito del dia y una experiencia donde se experimenta una paz y armonia absoluta.
Cocinar me esta transformando, desde que comence a hacerlo me paseo los mercados y bazares como una vieja eligiendo las especias, las verduras, los panes frescos, etc. entre tanto, lidiar con los vendedores entre sonrisas y sorpresas, regatear amablemente, satisfaciendo curiosidades mutuas, disfrutando de la esencia del comercio en Asia Central es algo maravilloso.
La variedad de especias es increible y lleno mis platos de salsas de sabores unicos cuyos aromas se sienten hasta lo mas profundo.
Al principio me negaba a cocinar, no creia que se podia disfrutar y probablemente tenia qeu ver con que terminaba los dias muy cansado. Ahora que mi estado fisico esta a tono, termino los dias temprano y sin quedar cansado y puedo entregarme a cocinar en mi hornallita y mi cacerolita de 14cm de diametro y saciar mi voraz apetito. Es hermoso no depender de nada o al menos de cada vez menos y menos.

Pareciera que me estoy entrenando para algun dia ser un marido perfecto eh? jejejej porque no solo cocino, tambien me lavo a mano toda mi ropa desde hace 4 meses y la dejo IMPECABLE y creanme, NO ES TAREA FACIL sin tener un polvo para la ropa con alto contenido radioactivo como la mia!!! El dia que tenga una mujer (algo mas dificil que escalar el Everest descalzo probablemente) no va a tener que hacer nada, que comodo!

Luego de aquellos dias llegue a este pueblito, Karakol, cuyo nombre nada tiene que ver con el bicho sino que Karakol quiere decir algo asi como Mano Negra y hace, en teoria, referencia a los primeros inmigrantes campesinos rusos cuyas manos se volvian negras al trabajar la tierra super fertil y bien negra de la zona.
Es un pueblito chico que no tiene nada pero esta al pie de la cordillera Terskey Alatau que forma parte del macizo de Tian Shan Central y es el punto de partida para los trekkings y escaladas mas extremos. Saliendo de cada pueblito, Kyrgyzstan es un pais basicamente muy salvaje, uno se encuentra en el medio de la nada rodeado de montanas y bosques increibles.
Asi es como partimos junto a Roei, un amigo Israeli, tambien trekker con experiencia, a explorar las montanas en dicha cordillera, en el valle de Karakol. El objetivo era alcanzar el lago Ala Kol, una maravilla de color esmeralda situado a 3500 mts de altura rodeado de gigantescos picos nevados, atravesar un cruce de 3860 mts y luego volver via el valle de Altyn Arashan al pueblito Ak Suu.
No todo salio como esperabamos pero todo fue simplemente sublime! Nuestras unicas guias eran un mapa que termino siendo un mapa para perderse, la brujula y el instinto de supervivencia.
Arrancamos con la informacion de que toda la vuelta (la correcta) nos llevaria 4 dias y ni bien empezamos arrancaron los problemas. Inciamos el recorrido por el canion incorrecto, creyendo que era el camino correcto. El mapa tenia mal las curvas de nivel y no estaban bien marcados los picos que usamos como referencia. Por dos dias nos metimos en lugares inimaginables, caminos durisimos, de alta pendiente por bosques inospitos tratando de encontrar senderos inexistentes y estando totalmente perdidos. Fue dificil, estuvimos asustados pero mantuvimos la garra y la fuerza sobre todo el muy buen humor, el paisaje era simplemente alucinante, trepamos por montanas generadas por derrumbes de rocas gigantes entre grietas y vacios, transitamos por laderas verdes y suelos pantanosos con barro hasta las rodillas rodeadas de gigantescos picos nevados desde los cuales se desprendian glaciares como cataratas congeladas en el tiempo.
Llegamos a un punto en el que nos dimos cuenta que decididamente nos encontrabamos en el camino incorrecto y decidimos emprender la vuelta que fue aun mas atemorizante. Creo que pocas cosas asustan mas que las tormentas en las montanas a gran altitud. Mientras el sol brilla y el cielo esta azul todo es hermoso y afable, pero cuando aparece una nube y en un lapso de minutos el cielo se tinie del negro mas intenso y empieza a tronar, con cada trueno tiembla el cuerpo, el pulso aumenta y todo se transforma en un escenario temible, donde las montanias de picos rocosos y nevados de repente dejan de ser escenas pintorescas y pasan a ser paredes hostiles y violentas.
Paradojicamente, sentir esto mismo es lo que quizas me atrapa tanto de escalar. Esa sensacion de la que tanto hablo donde algo tan inimaginablemente grande y poderoso lo reduce a uno a lo que realmente es, un puntito infimo y endeble totalmente fragil.
Tratando de encontrar el camino de vuelta hacia el punto de partida reconstituimos el camino, trepamos las mismas rocas pero en el doble de tiempo ya que estaba todo humedo y llovia agua nieve y hacian varios grados bajo cero y cada paso era un paso inestable y agotador entre las grietas y las rocas sueltas. Los pantanos de musgo se habian hecho mas profundos y teniamos barro hasta las orejas.
Finalmente llegamos al lugar de partida pero habiamos “perdido” dos de los cuatro dias que llevaba el camino correcto y no habiamos visto el lago Ala Kol!!! Cansados y con mucha menos comida no quisimos volver a Karakol y emprendimos en el tercer dia el camino correcto. Estabamos mucho mas fuertes y el camino correcto resulto bastante mas simple una vez superada la travesia anterior. Hicimos en dos dias el camino de cuatro y fue simpelemnte majestuoso, a medida que ascendiamos se iban revelando detras de las primeras montanas mas y mas picos nevados por detras, mas glaciares en el horizonte. En Kyrgyzstan pareciera ser que los glaciares crecen como flores en la praderas. Alcanzamos el Lago Ala Kol y nos quedamos sin palabras, el verde intenso y profundo ubicado como un embudo entre picos de rocas peladas y glaciares. Luego vino el ascenso al cruce de 3860 mts el cual habiamos subestimado por no ser tan alto. La subida fue casi vertical y el piso casi que se transformaba en pared y en el fondo a unos 500 mts pendiente abajo la pared penetraba violentamente en el lago. Pero la realidad es que el goce era tal que no podiamos dejar de trepar y trepar y disfrutar. Una vez en el cruce nos encontrabamos a 3860 mts literalmente sobre el risco, una franjita de menos de dos metros con caidas verticales hacia ambos lados del vacio. El paisaje, sin igual…..hacia una lado y hacia abajo, el lago y hacia adelante y mas alla, el poderoso macizo del Tian Shan con miles de picos que se difumaban en el horizonte y hacia el otro el valle de Karakol, verde y fertil y de montanas cubiertas de pinos enormes.
El descenso fue fuerte tambien pero una vez en el valle acampamos sobre un valle al lado de una fuerte vertiente que rompia el silencio bajo un cielo de nubes tenidas de color rosado y anaranjado y combinado con el verde y el sonido de las vertientes se transformo todo en un paisaje surrealista…,en el cual, Roei y yo, procedimos a cocinarnos un delicioso plato Israeli y de postre panqueques caseros de nutella por supuesto.

El ultimo dia nos quedaban unos 25 km y saben que?? En el descenso nos volvimos a perder debido al (*&$#(^$^)@#(*$^&%(!#@^$!@ mapa. Esta vez no fue lindo. Nos perdimos en un bosque que nunca olvidare. La pendiente fuerte, avanzamos encerrados entre plantas espinosas que nos cortaban los brazos, habia pinos caidos y debiamos trepar los troncos para luego caer 2 o 3 metros y rasparse todo entre las ramas cortantes.
Y algo que jamas imaginaba que podia transformarse en algo horriblemente doloroso empezo a ocurrir. Se me empezaron a llenar las plantas de los pies de ampollas. El camino era tan irregular y habia que torcionar tanto los tobillos que el constante frote empezo a ablandar la carne y generar ampollas. Para cuando logramos alcanzar el valle y encontrar el camino hacia Ak Suu, las plantas de mis pies y mis dedos eran ya una gran ampolla gigante. El camino restante era facil pero en bajada y de 19 km y ya no teniamos comida con lo cual teniamos que llegar a destino para volver a Karakol. Los 19 km que pase fueron de la peor de las pesadillas y ya el maravilloso bosque que nos rodeaba no tenia efecto para poder ignorar el dolor. Durante la caminata facil pero extensa, las ampollas explotaron y la piel se empezo a abrir, dejando carne viva, por momentos cerraba los ojos y veia blanco del dolor. Habia puntos en que ya era tanto que creia no sentir los pies. Creo que lo que mas se acerca a definirlo es caminar sobre alfileres calientes o algo por el estilo.
Debido a esto empece a caminar muy mal tratando de evitar el dolor lo cual trajo aparejado unos espantosos calambres en los gemelos que me dejaron las piernas casi atrofiadas. Para cuando llegamos finalmente luego de 9 hs de caminar de las cuales 6 fueron caminar sobre “alfileres calientes”, sin olvidar el peso de 15kg en mi mochila, pude sacarme las botas y ver mis medias llenas de sangre.

Asi es que estoy aqui de vuelta en karakol, con mis piecitos curandose, todos vendaditos y basicamente camino como un Playmovil jajajajaj literalmente aunque trato de no hacerlo porqeu simplemente me duele muchisimo todo, los pies y los musculos de los calambres ! Jamas crei que algo tan estupido como las ampollas podian llevar a esto.

Pero nada de esto me importa, el dolor pasa pero las imagenes, emociones y sensaciones que vivi en estos ultimos dias van a qeudar grabadas para siempre y eso no tiene precio alguno. El alma y el espiritu siguen enriqueciendose y uno llega a puntos de estimulos donde cree que va a explotar, no hay nada mas lindo que eso.

Manana, si mis pies estan mejor arranco la extensa travesia en bici hacia Xinjiang, China. Son aproximadamente 1000 km y muy dificiles. En un par de dias me encuentro con Rod un amigo neozelandes y vamos a atravesar el Tian Shan por caminos bastante destrozados con cruces de mas de 3000 mts pero de paisajes increibes.
Esperamos alcanzar Kashgar, China la ultima semana de agosto o la primera de septiembre. Espero poder reportarme antes y contarles mas historias que espero, no sean de ampollas ! jajajajaj

Saludetes

Yapa:
Como anecdota final les recomiendo que nunca acampen al lado de un cementerio y debajo de un manzano!!! Porque …..a la noche cuando las manzanas se caen sobre la carpa y uno se despierta de un salto con el corazon en la boca se siente como si los muertos se hubieran levantado a tocarles la puerta de la carpa para tomarse un tecito con uno. CUAKKK !!

Comentarios

  1. Negrito:como siempre me has deleitado con tus narraciones, ALUCINANTES¡¡¡¡, pero como mamá me haces sufrir de pánico, más allá que si pudiera estaría haciendo lo mismo. Besooooootes. Tu Mamucha

    ResponderEliminar
  2. Bueno, la verdad estoy sin palabras, un conocido me pasó tu dire y ahora todos los mediodias mientras almuerzo en la oficina, no puedo dejar de leerte y mirar tus fotos. Increíble...
    Viviana.

    ResponderEliminar
  3. Conchófilo, sos un capo total, que querés que te diga! Me impactó mucho todo...hacía mucho no te leía, mañana voy a imprimir porque obviamente no terminé, así te leo en el subte(buaaa)...Confieso que me haces sentir un tanto miniatura!Suerte y mejor año (se puede?!!!!)Abrazo,Malala.

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

-Ça c'est la guerre! (eso es la guerra) Parte 2

Llegué a Olloba con la intención de descansar pero la bicicleta estaba hecha trizas, y yo también.  Luego de algunas horas de estar tirado boca arriba en un colchón sin ratones, apenaspodía sentir los músculos. A pesar de ello, no me quedó otra que levantarme para trabajar en ella el resto del día si es que esperaba lograr salir de allí algún día. Afortunadamente contaba con la compañía de los aldeanos quienes, curiosos por lo inusual de mi presencia, hacían lo que podían para ayudarme. Los bloques de barro se habían secado, las ruedas ya no giraban, los cambios no funcionaban y los frenos estaban totalmente atascados, debía poner a punto la bici para poder seguir. 

Mi tarea de mecánico se extiende hastaya entrada la noche, cuando ungenerador eléctrico rugía alimentando los parlantes y las lucecitas de colores del único bar de la aldea. Era martes, Jean había finalmente llegado con el nuevo cargamento de cervezas (aunque sospecho que se bebió la mitad de ellas en el camino) y la aldea …

Cuando no todo sale bien

Uno de los días más excepcionales de mi vida entera estaba llegando a su fin. Ese tipo de días que son magníficos porque ofrecen todo lo que uno se imagina pero, aún más importante,  todo lo que uno jamás hubiera podido imaginar. Cuando el mundo supera todas tus expectativas, lo que deviene es la plenitud, y en ese estado, con una sonrisa dibujada de oreja a oreja, llego al único y último pueblo selva adentro, antes de la base de WCS  hacia donde me dirijo. Tengo entendido que es aquí donde debo sellar mi pasaporte para dejar el país al día siguiente. 

Todo parece tranquilo en este pequeño y remoto pueblo de pigmeos y bantúes a orillas del Sangha, donde es imposible distinguir una choza de un posible puesto de migraciones. Hasta allí, llegaré empujando la bicicleta por senderos de barro descendiendo al río, guiado por un pigmeo simpático que entendió hacia dónde tenía que ir. Una vez allí, lo que usualmente debería ser una sencilla formalidad, se transformó en algo también inesperado,…

La bici-senda más larga del mundo

Corea parece ser consciente de los problemas que está teniendo por exceso de tecnología y una población de adictos al trabajo y para tratar de compensar las nuevas "malas costumbres" emprendieron un proyecto de mega ingeniería que implicó reconfigurar el curso de los cuatro ríos más importantes del país para conectar el país entero a través de varias bici-senda. Esta es una manera también de no sólo hacer un uso exhaustivo de la energía hidraúlica sino también de motivar a la gente a andar en bicicleta brindándoles el espacio necesario para poder hacerlo de modo seguro y profesionalmente. Hoy Corea, aparte de la bici-senda de los Cuatro Ríos, que conecta Incheon con Busan ( de un extremo al otro del país) a lo largo de 700 km, tiene una creciente red de bici-sendas paralelas que conducen a varios puntos del país. Muchas otras están en construcción y la idea es conectar de manera completa todo el país a través de bici carriles. Pensamiento de avanzada como pocos, de este mod…