Ir al contenido principal

India 2001 -- Mail 6


Varkala bañada por el océano indico Posted by Picasa

Galería de fotos de India: click aquí


Estoy en Varkala. Si Palolem quedaba en la esquina del
paraiso, Varkala queda a media cuadra. Estoy en el
extremo sur de india, es un paraiso, acantilados que
caen sobre la playa a veces y sobre las rocas otras,
con palmeras altisimas, muchisimo calor y un mar
destructivamente fuerte y poderoso. Estoy aca con 4
suecos desde hace 3 dias y son gente espectacular.Todo
esta alucinante, es un lugar soniado. La gente es aun
mejor aca. Ahora por el camino, el problema no es mas
el de los camellos o los pavos reales,ahora se cruzan
elefantes lo cual es un obstaculo un poquito mas
grande de esquivar para los destruidos buses todo
terreno.
El mar, como les dije mas arriba, es asesino, nunca en
mi vida surfie olas tan enormes y ya no lo puedo hacer
mas ya que me han dejado un hermoso recuerdo. Tengo
medio hombro con carne viva y agradezco todavia
tenerlo!!! No se como voy a cargar la mochila los
proximos dias..... Les digo que fue algo inolvidable,
la ola debia tener como unos 5 metros y nos tiro con
una fuerza aplastante contra la arena y despues nos
revoleo como unas 5 veces... muuuuuuyyyyyyy intenso.
PEro salimos todos vivos y estamos todos perfectos,
bueno, casi. jejej !! Tambien, el mar se llevo una de
mis posesiones mas queridas y preciadas, me arranco mi
collar de buddha que me habia comprado en tailandia
que adoraba... LA buena noticia es que ya baje como 6
kilos !! si, la ropa me baila, mi color es carbon, la
barba esta espesa, los pelos largos, lleno de sal y de
arena. Hoy decidi lavarme la ropa por segunda vez, ya
que lavar la ropa bajo las palmeras, mirando el mar
desde un acantilado, mientras vez a los delfines
nadar,tiene otro sabor.....
A la noche, como en palolem, todo se enciende en
velitas, la brisa alivia el calor, las palmeras se
inclinan con el viento, la luna esta en cuarto
creciente y alumbra todo el mar y la espuma de las
olas parece fluorescente vista desde lo alto del
acantilado, mientras estas cenando pez espada por 3
dolares el plato.......Es cierto, es cierto, estos
lugares me ponen bastante poetico,jjeje, pero es la
unica manera en que puedo al menos transimitir una
milesima de lo que te hace sentir India....descargas
de adrenalina puraaaaa!!!

bueno, les mando un beso, me voy a comer un anana!!!
Nico


Atardecer en Varkala Posted by Picasa

Comentarios

Entradas más populares de este blog

Final de este blog y bienvenida al nuevo!

El momento ha llegado. Me ha llevado más tiempo del que planeaba, pero hoy finalmente he lanzado mi nueva página web:  WWW.NICOLASMARINO.COM
  Este blog, y su mayormente pésimo servicio de Google, llega a su fin  para dar paso al blog en mi nueva web. Allí encontrarán todo lo que he escrito aquí hasta ahora y todo lo que seguirá. Pero no será sólo un blog. La página incluye mi galería fotográfica, historias del mundo, artículos de interés, guías de referencia y mucho más.

 Los espero a todos allí para continuar con más aventuras !
WWW.NICOLASMARINO.COM

¿Por qué no escribo?

Ya finalmente instalado en Perth, Western Australia, y con cierta estabilidad, es momento de cambios. Es hora de integrar absolutamente mi web con mi blog y sumarle mucho más contenido. Historias, artículos especiales, e imágenes de más de 20 años viajando por el mundo encontrarán comunión en un solo lugar, en Español y en Inglés.  Transferiré todo el material de aquí al nuevo blog y continuaré escribiendo lo nuevo ya desde la nueva plataforma. Es hora de sumergirlos en una experiencia visual y narrativa más atrapante e intensa.

                               NO ME ABANDONEN, LA ESPERA VALDRA LA PENA.

Atrapado en la noche

No fue el gran inconveniente de perder más de una hora valiosa de luz lo peor que me dejó el episodio desafortunado que acababa de atravesar, sino el horrible sabor amargo que me quedó adentro. Años de viajar por el mundo recibiendo una y otra vez afecto, protección y hospitalidad, especialmente en África, hacen que uno baje la guardia y sus defensas. Por eso, cuando ocasionalmente algo feo ocurre, la decepción se vuelve mucho más intensa.  

Ahora, en estas condiciones, ya efectivamente sobre el final del día, me encuentro fuera de la aldea y de vuelta en la boca de la selva. Con la luz tenue de la poca claridad restante, contemplo el camino que tengo por delante teñido ahora por losfríos azules del crepúsculo. No siento verdadera inquietud. Al fin y al cabo, los 132 km que había hecho para llegar hasta allí habían sido espléndidos y ahora me quedaban nada más que 32 km por pedalear. En ese momento, tan sólo podía suponer que el camino continuaría en la misma condición hasta la base de…