Ir al contenido principal

292 días de Buenos Aires a Shanghai



El 30 de Marzo de 2006 emprendí un viaje que por diez meses me llevaría desde Buenos Aires, Argentina, mi ciudad natal hasta China, el país de Asia donde elegí asentarme por tiempo indeterminado. Me dejé llevar sin imponerme rutas, ni itinerarios, ni modos y es así que arranqué con mi mochila y al muy poco tiempo decidí continuar en bicicleta. Hice mi camino atravesando los caminos más remotos y difíciles pero más bellos del mundo y descubriendo y compartiendo mi vida con la más maravillosa gente que pude haber conocido fuera de mi familia y mis amigos. Me vi envuelto, recibido y fusionado hasta lo más profundo con las culturas que me tocó conocer y sus respectivas tradiciones. Infinitos momentos que me llenaron el alma, que transformaron mi vida, mi pensar, mi actuar y produjeron cambios sustanciales en el modo de concebir la existencia.

Buenos Aires-Chicago-Montreal-Irán-Turkmenistán-Uzbekistán-Kyrgyzstán-
Xinjiang-Pakistán-India-Sri Lanka-Bangkok-Hong Kong-China
Muchísimas historias en los caminos, buenas, malas, tristes, alegres, divertidas, aburridas en textos y en fotos. Todas podrán encontralas en este blog. Empezando con el archivo del blog en Mayo 2006 hasta Enero 2007.

Este blog continuará en mi próximo viaje, que no tiene fecha. Por el momento me traslado a mi nuevo blog. http://nicoenchina.blogspot.com

En mi nueva galería de fotos podrán ver una selección de fotos de mejor calidad, a diferencia de las que se encuentran e este blog las cuales son una selección más general. Su actualización se encuentra en curso y su estado por definición será: incompleta. Pero de a poco se irá llenando.
http://www.flickr.com/photos/nicolasmarino


Hasta el próximo viaje
Nico, viajero solitario.

Comentarios

  1. Hola Nico! realmente despierta una sana envidia el viaje por lo de la bici y por todo lo demas que contas, ahora creo que yo y el resto de tus "lectores-seguidores" esperamos ver las fotos y los comentarios de Shangai, imagino cuan diferente debe ser todo por alla, me despido con un gran abrazo y siempre deseandote lo mejor

    Raul

    ResponderEliminar
  2. Hola Nico, soy yo nuevamente, el papá de Romina Florentino. Te cuento que ya se casó, está muy bien, feliz y acaba de cambiar de trabajo. Bueno, no es de ella que tenemos que hablar sino de vos.
    He terminado de leer todos tus fascinantes relatos. Creo que un día, merecerian ser un libro. A diferencia de otros comentarios, no me han parecido largos para nada. Al contrario, son tan ricos, que transmiten imágenes a quienes las leemos.
    Es una pena que por ecatologicas hayas omitido algunas descripciones. Por ejemplo me he quedado con interés de conocer más acerca del sistema sanitario que mencionas como Turco y que parece ser muy diferente al de occidente. También te soy sincero, me agradaría que profundizaras en cuanto a la interacción sociedad/política en los regímenes imperantes (si es que se puede). Vi que en Irán, te mutilaron los comentarios. Justamente es esto lo más interesante`porque vos lo estás viviendo de primera mano y no influenciado por otros tipos de intereses que influyen en los medios, llamense estos CNN, BBC, o los que quieras.
    China, llegó esta estapa. Y es esta otra experiencia cautivante en cuanto a la permante lucha Capitalismo/Comunismo en cuanto a quien de ellos puede brindar mayor felicidad y calidad de vida a mayor cantidad de gente. Hoy estás en una China que acaba de reconocer la propiedad privada a pesar del difunto Mao Tse Tung. Una China Globalizada. ¿Es esto bueno para ella?
    Con sana envidia por tu hermosa y profunda experiencia de vida y por tu juventud que ya no poseo y me impide seguirte.
    Un abrazo

    Carlos

    ResponderEliminar
  3. Hola
    Este es un reconocimiento a tu experiencia de viaje y a la forma como has puesto a disposición de los cibernautas a través de esta bitácora virtual todo un recorrido que atrapa al lector...
    Alberto, Colombia

    ResponderEliminar
  4. Qué poco tienes que hacer, si tuvieras que ir a trabajar once horas diarias para poder dar de comer a una familia, no estarías por ahí haciendo el vago, claro serás rico y como no tienes nada que hacer te dedicas a viajar y a contar tus idioteces de los viajes, te hago este comentario sin haber leído ningún rollo de tus testamentos.

    ResponderEliminar
  5. mNico,
    No sé quien sos pero te digo Nico porque te me hacés semejante.
    Estoy en mi trabajo en Buenos Aires, estática, pegada a una silla, inmóvil, leyendo todo lo que hacés.

    No sabés lo cucaracha que me siento ahora,
    por suerte en diciembre emprendo un pequeño viaje a nueva zelanda y alrededores, así me muevo un poco y salgo de acá de una vez. No veo hora de agarrar un bolso e irme por ahí, a caminar, a recorrer, a romperme la cabeza como lo estás haciendo vos.
    Tanta cultura va a hacer de vos un abuelo copadísimo y todos van a estar orgullosos, jeje

    Saludos
    Majo

    ResponderEliminar
  6. Ojala pudiera hacer un viaje asi, y poder sentir la libertad a borbotones, has tenido mas experiencias en un viaje que las que muchos tendran en toda su vida.

    Cierto es que muchas veces querer es poder, y es muy facil decir "ojala...", cuando lo que hay que hacer es mover el culo y lanzarse, ya lo dice un viejo refran: "el que quiera peces que se moje el culo".

    He disfrutado mucho leyendo tus experiencias y espero algun dia sacar valor y emularte.

    ResponderEliminar
  7. yo puedo lograrlo. lo que tengo para decirte es que quisiera un concejo acerca de como poder conseguir pagarme todos los viajes que desearia hacer. no lo veo como imposible pero tengo ganas de experimentar todas las delicias de la vida.
    te dejo mi mail para que me contestes dpg@live.com.ar

    ResponderEliminar
  8. Ahora entiendo, claro, los hombres admirables no están aquí, quietos, están viajando... ya me tocará a mi. un viaje o algún viajero.

    ResponderEliminar
  9. Hola nico, mi nombre es marcela y vivo en ushuaia la otra punta, realmente estoy emocionadaaa y sueño con hacer por lo menos el 1% de lo que hiciste, realmente te felicito!!!!
    saludos desde el sur

    ResponderEliminar
  10. hola NiCo-niCK!!!
    soy cecilia, de malaga. ye te dije ke de iba a dejar un komentario en tu blog, pues lo prometido es deuda, no??kiero ke sepas ke me enkanta tu blog!!! te lo e dicho un millon de veces, pero aun asi no me parece bastante. no le hagas caso a los idiotas envidiosos ke te dicen gilipoyeces. si yo pudiera hacer lo ke as echo tu lo haria sin pensarmelo dos veces!!! te envidio un monton!! "de mayor kiero ser komo tu!!" jeje. me encantan tus fotos, tus comentraios y tu forma de ver y de vivir la vida. te deseo mucha, mucha, muchisima suerte en tu vida!! WO HEN AI NI!!
    ps: te recomiendo un libro ke me encanto: "todo bajo el cielo" de matilde assensi.
    ps: wo hen dui bu chi, no puedo eskribir sin la K!!
    besos desde malaga, la otra, super-otra punta de donde estas ahora (sydney).
    ANIMO!!!!

    ResponderEliminar
  11. Hola hermano soy de catamarcam la verdad no das envidia linda! espero recibirme y darme como regalo un viaje como el tuyo, fuerza hno y mande fotos!

    ResponderEliminar
  12. me dejas sorprendido y con cierta sensación de envidia...


    por curiosidad: qué cosa destacarías por encima del resto hasta este momento??

    ResponderEliminar
  13. Hola NIco, me encanta tu blog. Sinceramente no se como llegue alli. Todavia no pude leer todo. Me encantaria poder enviarte un mail. Te dejo el mio ana_catrina@live.com.ar. Soy argentina y me gustaria compartir algunas cosas con vos.

    ResponderEliminar
  14. Totalmente increíble tu blog, eres un ser especial !!!

    ResponderEliminar
  15. Faciante tu viaje nico, yo tambien he tenido por mucho tiempo el sueño de viajar por el mundo, y no veo muy lejano el cumplirlo! te mando saludos y espero nos sigas contando las historias de tus facinantes viajes!

    Un Abrazo!

    ResponderEliminar
  16. El viaje espectacular. Pero especialmente FELICIDADES por la redacción de los relatos, de lo más ágil y de agradable lectura que nunca leí. Estoy preparando el mío, BB.AA. a Mexico en bici. Si vienes por España no dudes en contactar o comentar si en algo puedo ayudar. Saludos.Jorge. js_arribas@yahoo.es

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

Atrapado en la noche

No fue el gran inconveniente de perder más de una hora valiosa de luz lo peor que me dejó el episodio desafortunado que acababa de atravesar, sino el horrible sabor amargo que me quedó adentro. Años de viajar por el mundo recibiendo una y otra vez afecto, protección y hospitalidad, especialmente en África, hacen que uno baje la guardia y sus defensas. Por eso, cuando ocasionalmente algo feo ocurre, la decepción se vuelve mucho más intensa.  

Ahora, en estas condiciones, ya efectivamente sobre el final del día, me encuentro fuera de la aldea y de vuelta en la boca de la selva. Con la luz tenue de la poca claridad restante, contemplo el camino que tengo por delante teñido ahora por losfríos azules del crepúsculo. No siento verdadera inquietud. Al fin y al cabo, los 132 km que había hecho para llegar hasta allí habían sido espléndidos y ahora me quedaban nada más que 32 km por pedalear. En ese momento, tan sólo podía suponer que el camino continuaría en la misma condición hasta la base de…

¿Por qué no escribo?

Ya finalmente instalado en Perth, Western Australia, y con cierta estabilidad, es momento de cambios. Es hora de integrar absolutamente mi web con mi blog y sumarle mucho más contenido. Historias, artículos especiales, e imágenes de más de 20 años viajando por el mundo encontrarán comunión en un solo lugar, en Español y en Inglés.  Transferiré todo el material de aquí al nuevo blog y continuaré escribiendo lo nuevo ya desde la nueva plataforma. Es hora de sumergirlos en una experiencia visual y narrativa más atrapante e intensa.

                               NO ME ABANDONEN, LA ESPERA VALDRA LA PENA.

Paz al fin

Uno de los días más aterradores de mi vida, parte de algunos de los días más extremos que he experimentado viajando, ha quedado finalmente atrás. Ahora miro a mi alrededor, en mi primer día de descanso en muchísimo tiempo y la fascinación me excede. Estoy navegando el magnífico río Sangha atravesando el corazón de la selva ecuatorial de Africa central en una pequeñita lancha con motor fuera de borda. Avanzamos trazando un surco entre tres países, Congo, Camerún y República Centroafricana, dejando una raja en el agua que parece romper un espejo perfecto. Dejo que el viento, incrementado por la velocidad, acaricie mi cara y alivie el castigo del sol tropical mientras miro al cielo, respiro hondo la humedad con sabor a selva y no puedo creer lo lejos que he llegado. Estoy navegando por el medio de la selva.