Ir al contenido principal

India otra vez - Parte II

Galería de fotos de India: click aquí

Luego de arduo stress y constante vigilancia, logré asegurarme que mi bicicleta subiera al vagón de cargas y que la acomodaran de manera que no quedara destrozada bajo cientos de paquetes ni en posición accesible para ser manoteada por cualquiera.

Es que ya la cuido como a una novia o a una hija, no sé si entienden, me llevó ya por casi 7000 km, estoy solo con ella por las rutas, duerme a mi lado y paso muchas horas en soledad y es mi única compañía. Ya la veo y tiene vida propia ! JA !
En fin, una vez que me aseguré su carga, salí corriendo a mi vagón. Como siempre había comprado el legendario pasaje en "2nd class sleeper" la clase en la cual viajamos casi todos los viajeros.
Creo que si tuviera que escribir un libro sobre India lo escribiría contando la vida y el país através del tren. Porque viajando en tren se experimenta la vida misma en India. Viajar en tren en India es como entrar a un club social temporal y en movimiento. Durante el viaje, en los compartimentos, la gente ni bien se sienta y antes de que arranque el tren se pone a conversar, llevan comida, paquetes de todo, charlan de todo lo que se imaginen, hombres, mujeres, viejos, jóvenes, niños, chusmean afablemente, comen, se ríen, discuten, se pelean y después se amigan y siguen riendo, chusmeando y discutiendo. Es realmente divertido estar ahí porque a uno lo hacen partícipe en todo. Los indios no se destacan tanto por su hospitalidad pero sí por su buena onda, su amabilidad, su respeto, su avasalladora curiosidad y su gran orgullo por INDIA!
Todo esto ocurre durante el lapso del viaje y lo he experimentado en todas mis arduas jornadas en los mismos en ambos viajes. En ellas uno ve la vida misma en India, en todo momento, la gente que va y viene, cada compartimento abierto de 8 literas es un mundo en sí mismo, centenas de grupos de gentes de todas partes de India que se trasladan y que comparten ansiosamente sus vidas durante el viaje.
Para mí hacer este viaje de 2500 km y 34 horas de Delhi a Chennai fue motivo de gran exaltación y entusiasmo, contrario a lo que cualquiera pensaría de un viaje tan largo. Los trenes en India fueron herencia del imperio británico, quienes les dejaron la red de ferrocarril más extensa del planeta, y los indios muy inteligente mente supieron no sólo mantenerla en perfecto estado y andando con una eficiencia que parece no condecirse con la caótica burocracia e idiosincrasia del país sino que también evoluciona cada vez más y para mejor con el paso de los años. No son los trenes de Europa, pero son super cómodos, económicos, rápidos, están limpios y tienen una vida que aplasta a cualquier medio de transporte en cualquier parte del planeta.
Este viaje fue especial porque ocurrió algo inesperado. Cuando llego a mi compartimento me encuentro con un indio que tenía asignada la misma litera que yo, procedimos a esperar al guarda de control el cual dictaminó según sus registros que al tener un pasaje duplicado, yo iba a ser cambiado de vagón. Sin problema procedí al mismo para descubrir que no sólo me habían cambiado de vagón sino que me había subido de clase a una tres veces más cara que la mía!!!! Era básicamente igual al "2nd class sleeper" pero con aire acondicionado, presurizado y sábanas con colchas para las literas! Creánlo o no, al principio me desilusioné porque la clase en la que siempre viajé te mezcla mucho con la gente y eso me encanta, es lo que más disfruto, pensé que esta iba a ser aburrida o diferente, pero no sólo fue igual de interesante sino que tuve la oportunidad de viajar en esta clase con los intelectuales de India, profesores, maestros, jóvenes profesionales con los cuales tuve conversaciones super interesantes sobre el presente de India.
Esta es otra de las cosas que el tren refleja sobre la vida en India. los trenes llevan vagones con 5 clases diferentes, la última llevando a la gente ultra pobre apretada como sardinas y colgada de los techos y la primera en el extremo lujo. sumando las clases intermedias en los trenes viajan todas las clases sociales y esto resulta interesantísimo porque refleja la jerárquica estructura social de India y es la del terrible y horrible sistema de castas, el cual, sigue reinando perversamente en este siglo como desde el comienzo de los tiempos. La casta a la que cada indio pertenece determina y dictamina básicamente toda su vida y su futuro e impide o posibilita según la misma, los alcances en el progreso de la vida de cada persona.
Esto va desde un campensino que morirá campesino, un comerciante que morirá comerciante y un ultra hiper archi millonario que está por encima de todos y el cual podrá acceder a todo tipo de benevolencias sumado al implacable poder de aplastar la cabeza de cualquiera que pertenezca a una casta inferior y sometiéndolo a gusto.
También entre tantas otras cosas determina, qué trabajo puede realizar quién, en qué universidades puede ser aceptado, con quién a uno pueden casarlo, porque claro está, en India, el matrimonio sigue siendo acordado como un contrato de ante mano por los padres quienes eligen las parejas de sus hijos sin la más absoluta intervención de los mismos. Afortunadamente en algunas clases, como la media alta de jóvenes profesionales, de a poquito están apareciendo los matrimonios por amor, lo cual es un muy buen indicio. Pero esto es válido para un muy pequeño porcentaje de gente en un país que todavía ostenta una gran mayoría rural.
El perverso sistema de castas también lleva a atrocidades como el infanticidio. Una familia tradicional pobre de India debe encontrar pareja para sus hijos y especialmente para sus hijas. El sistema impone el dote el cual debe ser pagado, en forma económica o material, por los padres de una hija para casarla con la familia con la cual concertará el contrato y que accederá a "absorberla". Este dote es tan pero tan costoso que lleva a las familias pobres y hasta las medias, a su condena total y ruina absoluta económica por el resto de su vida. Lo cual implica que muchas hijas mujeres son asesinadas o abandonadas por sus propias familias a poco tiempo de nacer ya que eso condena el futuro mismo de la familia. Increíble pero muy cierto y ocurre y mucho!
Una vez contadoles brevemente el sistema de castas continúo con mi experiencia en el tren. Al verme rodeado de gente tan bien formada y perteneciente a ambientes intelectuales, encontré la oportunidad perfecta para poder hablar del "boom económico". Según las diversas opiniones de esta gente de clase media y media alta, notan un gran progreso en India y una voluntad nacional a crecer. Están muy confiados con Manmohan Singh, el primer ministro Sij (fe de erratas, antes lo llamé presidente) que gobierna en estos días y definitivamente sienten que el país está creciendo y notan una mejora notable en su calidad de vida, pero por otro lado también concluyen lo esencial, en India, los pobres cada vez son más pobres (me pregunto, se puede aún mas?, si sólo supieran lo que es) y los ricos extremadamente más ricos (me pregunto de vuelta, se puede aún más?). Pero en varios aspectos India está haciendo las cosas muy bien porque hay un sector pequeño pero creciente sin parar de clase media, sobre todo los jóvenes profesionales relacionados a las empresas de tecnología de la información, que está encontrando muy buenas oportunidades de crecimiento profesional y económico. Como muchos de uds. sabrán, India es líder en el mundo en exportar los mejores programadores informáticos del planeta, tienen universidades de primera línea y dos polos de desarrollo de alta teconología, Hyderabad y Bangalore. Estoy es muy bueno y se verifica en la vida diaria y he notado un gran avance en muchas cosas y hasta me he sorprendido desde mi primera visita hace 6 años.
Pero India es un país que hoy ya está alcanzando 1.100 millones de habitantes y tiene una tasa de natalidad totalmente fuera de control, la pobreza sigue siendo devastadora y sigue siendo la mayoría por lejos. Las grandes ciudades donde el dicho "boom" ocurre están rodeadas e invadidas por la más arrolladora de las miserias humanas, que se ve en las veredas, en las calles, en la gente viviendo en, al lado de, sobre y debajo de montañas de basura, al borde de pestilentes y extremadamente tóxicos riachuelos, gente en la inanición total con piernas del tamaño del brazo de cualquier occidental, con enfermedades brutales como lepra, cánceres, pieles ulceradas, amputaciones y deformaciones de todo tipo.
Saliendo de las ciudades la pobreza rural es también aplastante y no menos dura que en las ciudades.
Se ve el "boom" y una partecita está creciendo, pero uno no deja de ser presente todos los días de la India de siempre, la que desespera y la que no sólo sigue siendo injusta y cada vez más extrema sino la que, junto con el sistema de castas se potencia para permanecer así y enterrar a la gente para siempre desde antes de nacer.

Por otra parte India creciendo industrialmente como lo hace, junto con China, no van ni vamos a llegar a ver nunca el predicho boom de ser las dos primeras potencias del mundo para 2020 porque lo que va a hacer "boom" antes es el planeta, porque lo que nadie les cuenta de estos "booms" de China e India es que estos países no crecen como Suecia o Finlandia, los niveles de contaminación ambiental que provocan están condenando e hipotecando el futuro del planeta entero, así que mientras todos estamos durmiendo tranquilitos en casa, India, China y como siempre USA, están echando cáncer 24hs al día 365 días al año. Esto NO ES un tema menor. Sólo tienen que venir y experimentar por uds. mismos lo que es una ciudad de India para entender el grado de destrucción ambiental y de contaminación que se vive y que se lleva acabo. Para darles sólo un dato, sólo permanecer en una ciudad como Kolkata (calcutta) es como fumar 20 cigarrillos al día sin ser fumador claro está!

En fin, mi viaje en tren, como siempre fue muy divertido y sobre todo este, muy interesante y educativo.

Luego de 34 hs llegué por segunda vez a Chennai, capital de la provincia de Tamil Nadú, la cual elegí para cerrar mis últimos 10 días en esta segunda pasada por India.
Tamil Nadú es la tierra de los tamiles, la gente que ha habitado aquí por siglos y siglos y que están felíz y armoniosamente integrados a India aunque conservan sus costumbres y su lenguaje, el tamil, religiosamente. Tamil Nadú a su vez es tierra de los más espectaculares templos de las dinastías más poderosas que han pasado por estas tierras, como ser la Chola, Pallava, Dravidia, etc, se los encuentra de a cientos por toda la provincia y son realmente alucinantes. Se caracterizan por sus "gopurams" que son torres de un diseño terriblemente complejo e intrincado de series y series de pequeñas estatuas y estatuillas de un sinfín de colores de los Dioses del infinito panteón hinduísta. La mayoría están dedicados a Shiva y Vishnu, aunqeu también los hay dedicados a Krishna, Ganesha, Hanumann, etc.
Peregrinos de todo India vienen a Tamil Nadú a entregarse de lleno a su camino espiritual y es en estos templos donde uno puede vivenciar y sentir la mayor de las entregas religiosas. En los mismos, un hombre de negocios que viste traje en la ciudad o un comerciante de clase media, se transforma en un devoto adorador de Shiva y viste una tanga colgándose collares, camina descalzo, se afeita íntegramente la cabeza, se pinta la "urna" en el entrecejo, y baña su cuerpo en cenizas. Viene con la familia entera y se reparten a descansar y apostarse en los pisos del templo y cercanos al altar donde hacen sus ofrendas y sus postraciones a los dioses.
En todo templo hay siempre un elefante que es el que luego de una donación de monedas o comida entregada de mano y absorbida por la trompa del animal, procede con la misma a posarla sobre la cabeza del que ofrenda a modo de bendición.
Son experiencias que apabullan y que me vuelan la cabeza. El hinduísmo penetra sin distinción TODAS las castas, lo hindúes se vuelven uno solo a la hora de la entrega espiritual. En India la espiritualidad está cosida a la vida misma de todo hinduísta, se verifica en cada rincón de India con un altísimo grado de devoción.
El hinduísmo sigue siendo para mí un gran misterio, de una complejidad que incluso luego de haber leído mucho sobre él, sus prácticas y sus costumbres, me sigue superando. Las infinitas batallas celestiales de millones de dioses del panteón hinduísta, que se enfrentan, luchan y se debaten por la creación del universo, las cuales son contadas en los vedas, el Mahabarata, el Ramayana, siguen siendo para mí un misterio de otro mundo.
India es efectivamente otro mundo y cada provincia de India es un mundo dentro del otro mundo y es eso lo que para mí la hace tan pero tan fascinante. Como me solían decir antes de mi primer viaje a India quienes ya habían estado, en India siempre espera lo inesperado y así es. Cada rincón de India es un mundo en si mismo y es fascinante.
De esta manera, con mi bici recorrí Tamil Nadú, bajo las mismas incesantes presiones del tráfico descontrolado pero ya con un paisaje más ameno. El clima es tropical y me costó acostumbrarme teniendo en cuenta que había dejado Dharamsala casi con la nieve encima. Hice alrededor de unos 1000 km en los cuales me perdí una y otra vez, los cruces de caminos son interminables y en cada uno hay que tomar una decisión, la cual no es beneficiada por la gente, ya que saliendo de las ciudades, en las poblaciones y asentamientos rurales nadie habla mas que tamil, ni siquiera hindi y mucho menos inglés que de por sí es un idioma hablado extensamente en todo India. Hice muchos kilómetros demás en la ruta que me llevó desde Chennai hasta Madurai por las ciudades de Tiruvannamalai, Tiruchirappalli y Thanjavur, pero como siempre, me dio la posibilidad que no tiene nadie más, andar en bici conociendo el verdadero país, el que está fuera de los "puntos de interés". Porque lo que si vive India es un boom en el turismo, es brutal, 4 millones de turistas visitan India cada año en los últimos años, lo bueno es que India es un país tan vasto y con tanto para ver que esto ni se siente y uno sigue pasando días y días sin encontrarse con ningún extranjero. Sólo se siente sobremanera y horriblemente los tradicionales polos del país como Agra (donde está el Taj Mahal). Y sí se siente en los precios. Todo está mucho más caro y estoy pagando entre 3 y 4 veces más para todo que lo que pagaba 6 años atrás. Sigue siendo un lugar barato pero ya no, OBSENAMENTE barato.

El paisaje por Tamil Nadú fue siempre tropical, muy pero muy verde, las plantaciones de arroz se extienden en el horizonte como un infinito patrón de tela de diferentes tonos. El calor es intenso y bien húmedo y el placer es detenerse en cualquier pueblito a refrescarme con un ananá entero super dulce, vendido ya trozado por unos 20 centavos. El camino casi siempre acompañado por una fina llovizna que no me daba mucho margen para la fotografía. Como todo India, está superpoblada, no pasan 2 o 3 km sin asentamientos de algún tipo. La soledad de las rutas es inexistente, siempre hay alguien y cuando uno es un mamotreto que viaja en bicicleta, detenerse un segundo implica instantáneamente quichicientas personas alrededor mirándote fijamente. Resulta muy pesado a veces, los indios son divinos y macanudos pero son el arte de ser pesados también e insistentes hasta el hartazgo y suelen tener que necesitar unos 40, NO, para entender que uno efectivamente está diciendo, NO !. Es así, no exagero.
Son sólo lo que cambia en cada rincón de India son las costumbres y la arquitectura y el paisaje, también cambian los rasgos y las vestimentas de la gente. En Tamil Nadú, al ser todo el año tropical, la gente tiene un bellísimo color de piel marrón chocolate bien oscuro, piel curtida por el sol, dientes bien blancos en sus inmensas y afables sonrisas, y son mucho pero mucho más relajados, tranquilos y menos insistentes y pesados hasta el hartazgo que en el resto de India.
Las mujeres del sur de India son dignas de admiración. No importa si son pobres o ricas, el cuidado enorme que ponen a su imagen es simplemente admirable. Claro que el estándard de belleza no es el mismo que el de los occidentales, pero lo que importa es la actitud. La prolijidad con la que visten los impecables saris de hermosísimas telas multi coloridas, muchas que se tornasolan con la luz del sol, contrastando con su piel oscura, la pulcritud con la que recogen su cabello envuelto en adornos de flores frescas con el que el perfuman al pasar, las decenas de pulseras doradas y con pequeños brillantes que llevan en sus brazos, las hermosas tobilleras de cadenitas de color plata, los anillos en los dedos de las manos y en casi todos los dedos de los pies, los brazaletes, los aretes en las orejas y en la nariz, la urna roja en el entrecejo, todos factores que sin importar su belleza o su figura las envuelven en un halo de enorme sensualidad. No por cualquier cosa el Kamasutra tiene su origen en India, no?

Por último no los dejo sin decirles que no hay nada mejor en el sur de India, mucho más que los templos, mucho más que la experiencia cultural, mucho más que todo, que la COMIDA! Ya de por sí la comida india es inigualable por su gusto y su variedad, pero la comida específicamente del sur de India es creo, mi favorita en el mundo. Paneers, masalas, curries, thalis, rotis, chapatis, tandooris de todo tipo, son lisa y llanamente como tener un arco iris en la boca... creo que les recomendaría venir sólo al sur de India para comer solamente! y definitivamente lo que más voy a extrañar.

En fin, hoy termina mi segunda pasada por India, un país que si bien no es mi favorito en el mundo es el que por lejos y por robo me parece el más fascinante porque no te deja descansar ni un segundo en el potencial que tiene de exaltar constantemente las emociones. En sólo un mes siento que pasé por 3 países diferentes, como en mi viaje anterior creía que había pasado por 9.
Como dije antes, no se le puede ser indiferente. India no es para todos realmente, uno tiene que tener unas ganas inmensas de estar acá, una infinita buena predisposición para poder imponer un buen humor sobre uno incluso cuando uno lo cree imposible, para poder tolerarla y sobrellevarla, no es un lugar cualquiera, no es un lugar fácil, todo lo que en occidente se llama "lógica" acá se derrumba en segundos al poner el primer pie para dar cuenta de que lo que uno entendía como "lógico" y por ende una "verdad", mágicamente no lo es más y eso hace que uno vea como un castillito de arena que uno construyó con los años según la formación que tuvo se haga cenizas en segundos. No es tan simple pero para mí vale mucho la pena. Y el problema para los que somos enamorados de este país es que a diferencia de los que claramente la odian desde que llegan para luego saber muy bien que nunca volverán, nosotros nos vamos sin querer irnos y pasamos el resto de nuestros días pensando e ingeniando formas para siempre poder volver, porque India es INAGOTABLE, se pueden pasar años recorriéndola y siempre encontrar rincones nuevos y sintiendo estímulos diferentes.

Hoy mismo estoy embarcándome a mi próximo destino. Decidí terminar el año con un mes en entre ciclismo en un paraíso de plantaciones de Té en las montañas y surf en las playas paradisíacas del oceáno índico. Esta noche, estoy volando a ....SRI LANKA !

Desde ahí seguirá este blog.....

ESPECIAL DEDICADO PARA MIS COLEGAS ARQUITECTOS Y FUTUROS

Se los dedico especialmente a todos uds. mis ex-docentes y ahora grandes amigos y colegas, por romperrme taaaanto las pelotas con él !! No importa cuanto haya estudiado sobre él. Solo al entrar a su obra, específicamente la asamblea legislativa, comprendí que es el más genio de todos.
Lamento la reducida selección. Saqué más de 300 fotos en unas pocas horas, tarde o temprano, cuando me asiente, les enviaré un CD con todas. POr ahora, un adelanto.

No necesito referenciárselas, uds. saben muy bien qué es cada foto.

























Comentarios

  1. hola como andamos?? jejeje eso de cortarte el pelo como ese mono me parece que seria una mala idea jeeje o almenos no te quedaria nada favorecido, ok sigue mostrandonos maravillas de la india, hasta otra.

    ResponderEliminar
  2. buscando info de la india he topado con tu página, así que te dejo un saludo y mis felicitaciones por tan increíbles fotos.

    ResponderEliminar
  3. saludos, nose si aun seguiras en estos viajes o si sigues visitando tu blog, pero me a gustado la forma solitaria de enrrumbarde asi por el mundo , creo solo sera cuestion de empesar la primera ves sera cuestion de suerte pero despues ?? como encajas en todo ello , me preguntaba amigo mio a que te dedicas cual es tu sustento economico solo para tenerlo como ejemplo porque mi vida encontraria un ejemplo para poder orientarce y disfrutar de este planeta tan pero tan hermoso y diverso, yo viva en un lugar lleno de naturaleza y como es que el querer estudiar y ser mejor te aleja de la simplesa de la vida , me encantaria alcanzar esa simplesa nuevamente y la india con sus colores con su mistica abstrapcion de la vida, abandonos totales de lo material por algunos que sera... un gran abrazo muy valiente tu aventura permiteme mi nombre es eduardo mucho gusto y gracias por compartir tu vida, de verdad inspira cuidate mucho y suerte en todo

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas más populares de este blog

-Ça c'est la guerre! (eso es la guerra) Parte 2

Llegué a Olloba con la intención de descansar pero la bicicleta estaba hecha trizas, y yo también.  Luego de algunas horas de estar tirado boca arriba en un colchón sin ratones, apenaspodía sentir los músculos. A pesar de ello, no me quedó otra que levantarme para trabajar en ella el resto del día si es que esperaba lograr salir de allí algún día. Afortunadamente contaba con la compañía de los aldeanos quienes, curiosos por lo inusual de mi presencia, hacían lo que podían para ayudarme. Los bloques de barro se habían secado, las ruedas ya no giraban, los cambios no funcionaban y los frenos estaban totalmente atascados, debía poner a punto la bici para poder seguir. 

Mi tarea de mecánico se extiende hastaya entrada la noche, cuando ungenerador eléctrico rugía alimentando los parlantes y las lucecitas de colores del único bar de la aldea. Era martes, Jean había finalmente llegado con el nuevo cargamento de cervezas (aunque sospecho que se bebió la mitad de ellas en el camino) y la aldea …

Cuando no todo sale bien

Uno de los días más excepcionales de mi vida entera estaba llegando a su fin. Ese tipo de días que son magníficos porque ofrecen todo lo que uno se imagina pero, aún más importante,  todo lo que uno jamás hubiera podido imaginar. Cuando el mundo supera todas tus expectativas, lo que deviene es la plenitud, y en ese estado, con una sonrisa dibujada de oreja a oreja, llego al único y último pueblo selva adentro, antes de la base de WCS  hacia donde me dirijo. Tengo entendido que es aquí donde debo sellar mi pasaporte para dejar el país al día siguiente. 

Todo parece tranquilo en este pequeño y remoto pueblo de pigmeos y bantúes a orillas del Sangha, donde es imposible distinguir una choza de un posible puesto de migraciones. Hasta allí, llegaré empujando la bicicleta por senderos de barro descendiendo al río, guiado por un pigmeo simpático que entendió hacia dónde tenía que ir. Una vez allí, lo que usualmente debería ser una sencilla formalidad, se transformó en algo también inesperado,…

Antes de la guerra

No importa cuánto uno intente prepararse para afrontar imprevistos, nunca es posible prevenirlo todo. Ya habían pasado casi 10.000 km desde que había salido de Ciudad del Cabo y cargaba desde allí con 10 kg extra en repuestos. Por mucho que me pesara, era inevitable porque sabía que hasta Europa no podría encontrar nada de calidad en caso de roturas, por lo que cualquier problema podría fácilmente devenir en pesadilla.  De todos modos, como es habitual, la Ley de Murphy prueba ser infalible y siempre se rompe algo al margen de todo lo que uno puede reemplazar. En este caso, luego de días pedaleando a puro golpes antes de Makokou, noté que mitad del porta-alforjas delantero quedó suelto en el aire. Me había pasado muchas veces que por esfuerzo de corte, debido a impacto y peso, los tornillos se cortaran, pero esta vez lo que se había cortado no era el tornillo sino la pieza de sujeción unida a la horquilla.